Honey Chicken Boilies

José Pérez -peperez- ideó esta receta un día en un restaurante americano comiendo un cuarto de pollo a la parrilla que iba glaseado con miel, el cual olía de maravilla y estaba riquisimo. También incluye un truco para hacerles un remojo y un “rebozado” para que sean más atrayentes.

Detallamos, incluyendo las cantidades recomendadas, los componentes sólidos y líquidos que nos permitirán realizar los Honey Chicken Boilies, así como fotos de los ingredientes y etapas del proceso de elaboración.

Ingredientes sólidos

300gr harina de maiz 250gr harina de trigo 200gr pienso para perros o gatos (pollo) 125gr harina de garbanzo
125gr harina de arroz 4 pastillas de caldo de pollo    
       

Ingredientes líquidos

9 huevos medianos (65gr) 20gr mantequilla derretida 1 lata pate pequeña pollo 100gr miel
60gr Bovril pollo      

  1. Trituramos muy bien el pienso hasta hacerlo como una harina a la vez que echamos las 4 pastillas de caldo para triturarlas con el pienso. Pesamos todas las harinas y las mezclamos bien. De todo este MIX quitamos 70 gramos. Sólo emplearemos el resto del MIX ya que así está calculado para pistolear y rular perfecto.
  2. Preparamos todos los componentes de la parte líquida. Batimos bien todos los ingredientes de la parte liquida hasta que quede bien homogéneo. Amasamos todo (recordad, quitando 70gramos de MIX) y tapamos la masa con un paño humedo, dejando reposar un cuarto de hora (véreis que se pega un poco aún, pero con el reposo se queda perfecta). Una vez reposada la masa, introducimos en la pistola, hacemos churros y rulamos. Si hubiesemos puesto todo el mix estaria muy dura para pistolear.
  3. Extendemos bien la masa con la pistola. Rulamos sobre la tabla para obtener boilies. Ponemos el agua a hervir a la que le habremos añadido dos pastillas de caldo y dos cucharadas de miel, ¿cueces o enriqueces?. Cocemos los boilies 2 minutos de reloj (recordar utilizar siempre tapa para no perder calor y que no se evapore mucho agua).
  4. Ahora vamos con el remojo y el “rebozado”. Añadimos miel a lo que nos ha sobrado de Bovril en el mismo bote, sin llenarlo del todo. LLenad un poco menos que el cuello del bote. Después añadir Ron removiendo hasta que quede un poco más liquido, una textura que nos permita sumergir el boilie pero que el remojo permanezca en éste.
  5. Para el “rebozado” se trituran pastillas de caldo de pollo hasta hacerlas polvo. Cuando estemos en accion de pesca, remojaremos el boilie, lo dejaremos escurrir un poco y lo rebozaremos en los polvos de caldo. Con ese mismo remojo podemos impregnar la bolsa en la que vayamos a congelar los boilies una vez finalizada la fase de secado. Removemos bien con la bolsa cerrada para que se reparta por todos los boliches.

foro