Haba (broad bean)

El haba es una legumbre, que si bien no tiene la "fama" de otras más comunes en nuestra dieta alimentaria, ha sido adaptada para emplearse en el carpfishing, siendo reconocido popularmente su uso en aguas extremeñas, concretamente en el embalse de Orellana, responsable antaño y hoy de importantes capturas.

  • Nombre vulgar: Haba.
  • Nombre científico: Vicia Faba L.
  • Familia: Papilionaceas.
  • Hábitat: Originaria de Asia, pero cultivada y naturalizada para alimento.
  • Definición común: Planta herbácea anual de hasta 80cm de altura con tallos robustos y cuadrangulares, flores muy vistosas blancas cuyas vainas poseen frutos de legumbre.

Propiedades alimenticias de la haba

Las habas son muy conocidas por sus propiedades alimentarias. Fundamentalmente son muy ricas en proteínas y calorías. Se deben comer tiernas porque así son más fáciles de digerir, por lo que si las tenemos secas, las ponemos en remojo durante 24 horas y deberemos cocerlas bien. También son ricas en genisteína y rafinosa, dos componentes que le proporciona su capacidad para producir flatulencias. Los valores nutricionales por cada 100gr. son proteínas (23%), minerales como calcio (90mg) y magnesio (380mg), vitaminas C, A, P, E y K y calorías 300Kcal.

Uso para la pesca

Desde hace muchos años pescadores de carpas han usado el haba como método de cebado y de cebo de anzuelo, sobre todo en la zona de Extremadura. Míticos embalses como el de Orellana han sido testigos de muchas grandes capturas con esta famosa legumbre. Podemos comprarlas secas en sacos, y para prepararlas simplemente las ponemos en remojo durante 24 horas (al absorber agua pueden aumentar hasta un 50% de su tamaño original). Seguidamente las cocemos hasta obtener el punto óptimo deseado, dependiendo de la situación. Para cebaderos o fabricación de masilla se cuece más, quedando una textura pastosa y lechosa. Para el anzuelado, se cuecen menos, lo justo para ponerlas en un hair sin que se desmenuce. A la hora de cocerlas podemos utilizar diversos aditivos para aumentar su atracción, aunque naturalmente huelen muy fuerte por sí mismas. Podemos ver que al cocerlas el agua se vuelve marrón y ligeramente más densa. Los aditivos más usados son el ajo, el limón y el anís. 

A continuación, voy a daros un pequeño truco para darle otro uso a las habas que no sea el del anzuelado. Pelamos las habas como si se tratase de altramuces, es un trabajo costoso, ideal para realizarlo mientras esperamos una picada. Importante que estén muy cocidas. Cuando tenemos un buen puñado peladas las aplastamos con las manos haciendo una papilla de habas, quedarán tropezones, pero no os precupéis, ese es el mayor atractivo. Cuando estemos realizando esta acción nos daremos cuenta del poder olfativo que tiene esta legumbre, puede llegar a ser un poco desagradable incluso. Una vez hecha la pasta lechosa guardamos en bolsitas para congelar unas buenas pelotas de pasta de haba para posteriores sesiones y dependiendo de cada una de ellas, las uso de una forma u otra, comienza a volar la imaginación de cada uno. Podemos usarlas tal cual, utilizando nuestro remojo o engodo favorito, harina para hacer boilies, o lo más primitivo, pan rallado. Al realizar la mezcla obtenemos una pasta más compacta y las podemos usar como bolas de engodo o como stick mix para nuestras mallas de pva, el resultado es asombroso, forma una nube olorosa que deja resto de partículas de haba troceada cerca de nuestro anzuelo.

El modo de presentarlas también es muy variado, las podemos poner solas en un hair, con un maiz de plástico, con un pequeño boilie o con un trozo de foam marrón. Hay otra variedad más pequeña a la cual llamamos ''habín'', que es exactamente lo mismo pero con un tamaño más reducido y que quizás sean las más populares por su versatilidad.


foro