Fluoro Pop-ups

Eduardo Zancada nos explica como surgió este concepto tan popular en el carpfishing como son los Fluoro Pop-ups y características fundamentales para entender su aplicación.

Un poco de historia

Cuando hablamos de Fluoro pop-ups, nos vienen a la mente imágenes de boilies llamativos, relucientes, de diversos aromas impactantes y que dadas sus particulares características nos inducen a creer que obtendremos el éxito con una gran captura, pero es importante preguntarse, si esos colores fluororescentes o fluor que hacen que cualquier presentación de montaje parezca una delicia, son tan  llamativos para los peces como lo son para nosotros.

Hace ya unos cuantos años, el Sr. Frank Warwick, basándose en diversos estudios sobre la visión de los ciprinidos ayudó a diseñar algunos de los primeros boilies fluoro, los conocidos Fluoro Pop-Ups de Dynamite Baits. Evidentemente la empresa continuó su andadura en el campo de la investigación y años de pruebas basadas en estudios científicos han desembocado en la actual gama de boilies fluoro pop-ups de esta prestigiosa marca con el objetivo de aprovechar esos campos de visión de los ciprínidos, algo fundamental dado que “el cebo es el que engaña, no el pescador ni la caña”. Actualmente existen diversas marcas en el mercado que ofrecen este tipo de boilies con colores fluor, por lo que la oferta en el mercado es variada. Estos cebos que demuestran su eficacia en casi todas las sesiones de pesca de las que disfrutamos, marcan la diferencia algunas  veces, pero pueden perjudicarnos en alguna ocasión sin darnos cuenta, algo que pretendemos analizar en el presente artículo.

fluoro3

La importancia del color

Con carácter general los carpistas no solemos preocuparnos demasiado por el color de nuestros boilies o pop-ups, ya que en ocasiones la tonalidad de los colores no parece que tenga muchísima importancia en el resultado, siendo en principio un factor más a tener en cuenta, sin embargo hay  pruebas científicas de que la elección de ciertos colores en determinadas circunstancias mejoran las cualidades atractoras de los cebos a la hora de pescar. Para ello, por medio de explicaciones algo técnicas intentaremos entender mejor la visión de los ciprínidos y cómo puede y debe afectar a la elección del color de nuestro boilie, siempre partiendo de la base de que algunas características de la luz cambian rápidamente cuando esta entra en contacto con el agua, lo que conlleva que la visión sobre el color del boilie también cambie.

El efecto de la luz en el boilie

La primera norma lógica a tener en cuenta es que el color de un boilie nunca es el mismo en el aire o en el agua. La luz que vemos los humanos es una pequeña parte de la radiación electromagnética que recibimos del sol. Nosotros vemos lo que se denomina  espectro visual. Los colores que observamos dentro de ese espectro están determinados por la longitud de ondas de la luz: las ondas más largas son la roja y naranja, las más cortas verde, azul y violeta. Sin embargo muchos peces son capaces de ver colores que nosotros no podemos, incluyendo los colores ultravioletas (el blanco es el mejor color que la refleja). Esto quiere decir que un boilie en aguas profundas será más visible en colores como el verde, azul, violeta o blanco, perdiéndose otros colores como el rojo o naranja (que si permanecerán a menor profundidad). Podríamos decir que, a menor profundidad, casi el 60% de la luz roja desaparece y a 12 metros, el 85% de la luz y todo lo rojo, naranja y amarillo. Esto tiene una consecuencia directa en la forma en la que una carpa puede identificar el color de un boilie.

fluoro5

Cuando la luz entra en el agua, su intensidad decrece rápidamente y su color cambia. Estos cambios se denominan atenuaciones. La atenuación es el producto de dos procesos: difuminación y absorción. La difuminación es creada por todas las partí­culas suspendidas en el agua, cuanta más suspensión más difuminación (como si de niebla se tratara).  El factor más importante para la pesca es el factor de absorción del agua, siendo cada color absorbido de forma diferente. Las longitudes de onda largas, como la roja o la naranja son absorbidas muy rápido y penetran el agua a mucha menos profundidad que las ondas más cortas como la azul, verde o la violeta. En un plano horizontal también se produce este proceso de absorción, por lo que un boilie de color rojo a tres metros de distancia del ciprínido parecerá grisáceo (con excepción de los colores fluorescentes) y los demás colores de manera similar. Para que un color sea visto tiene que ser alcanzado por la luz del mismo color y reflejado en la dirección del pez. Es evidente  después de las anteriores explicaciones que la profundidad o la distancia de la carpa hasta nuestro boilie de anzuelo, tiene mucho que ver en la visibilidad del cebo, debiendo tener en cuenta el color del boilie empleado.

Campo de visión

En lo relativo a la visión de la carpa, podemos decir que poseen una capa de conos y bastoncillos en la retina situada en la parte trasera del globo ocular similar a la de las personas, destacando como principal característica su sensibilidad a la luz ultravioleta, que les otorga una amplitud mayor de visión. Lógicamente, no asimilan la luz ni reconocen el color de la misma forma que nosotros como hemos explicado anteriormente, teniendo una percepción distinta. La claridad del agua de cada embalse y río es un factor fundamental a tener en cuenta en la visión del pez, puesto que a mayor profundidad, la cantidad de luz que penetra en el agua es inferior, disminuyendo casi por completo sobre los nueve metros de profundidad, a lo que hay que añadir las partículas en suspensión que reducen la visibilidad en mayor medida, pudiendo quedar la visión de la carpa  reducida a unos dos o tres metros.

Aunque parezca sorprendente, el color azul será el que más destaque en las profundidades, sin olvidar los cebos de color blanco, que son los que mejor reflejan cualquier luz en el espectro infrarrojo. Actualmente existen nuevas bolas pop-up en color blanco que nunca pensamos que podrían existir, como The Source, un cebo de color marrón oscuro que han conseguido sacar al mercado en blanco pop-up.

fluoro6b

Aumento de visibilidad con colores fluoro

En condiciones normales los colores fluor, que no se encuentran en la naturaleza, son muy visibles bajo el agua. Un color fluorescente es aquel que se muestra brillante cuando se expone a una luz con una longitud de onda más corta. Por ejemplo el amarillo fluor se muestra como amarillo brillante cuando se expone a luz ultravioleta azul o verde. Por sus características tan especiales, los colores fluor no sufren cambios drásticos cuando se utilizan en profundidad, un factor que habrá que tener en cuenta a la hora de usar nuestros pop-ups.

fluoro7

La fluorescencia de los colores fluor es debida a la luz ultravioleta(UV), un color que es invisible para nosotros. Los humanos no podemos ver la luz ultravioleta pero si podemos apreciar el reflejo de esa luz en ciertos colores. La luz UV es especialmente dominante en dí­as nublados y grises, y cuando esta luz alcanza los materiales fluorescentes, su color se vuelve muy potente. En dí­as de mucho sol el efecto fluorescente es mucho menor y lógicamente si no existe luz no hay fluorescencia.

Fluoro pop-up V/S Natural

A la hora de analizar las cualidades y características de los colores fluor, podemos decir que verdaderamente marcan la diferencia a la hora de facilitar su localización por parte del pez en una gran variedad de situaciones. Colores como el amarillo fluor en sabor Pineapple & Banana, destacan en escenarios como el famoso lago francés de Iktus o el mítico río Ebro, ya que si los probamos en montajes snowman o con un gran pellet de halibut, obtendremos resultados sorprendentes. El amarillo suele ser un color muy polivalente y si lo incluimos en un spot en el que estemos cebando con granos de maíz, un pequeño montaje D-Rig con un pequeño pop-up de 15mm nos sorprenderá por su eficiencia. Otros colores como el blanco, naranja, violeta o rojo fluor, son perfectos para destacar nuestro montaje dentro del área caliente de cebado, acentuando la atracción y visibilidad justo sobre nuestro cebo de anzuelo (principalmente en aguas somera). Otras opciones como suplemento a los pop-up o boilies fondantes son el uso de cebos artificiales que muchos carpistas utilizan como cebo “tope” sobre un boilie normal. Actualmente marcas legendarias como Enterprise Tackle ofrecen una gran variedad de maíces con colores fluoro que podremos utilizar para una buena localización de nuestro cebo de anzuelo, sin olvidar que tenemos la opción plus de utilizar maíces con luz propia, como los Niteglow-neon azul, que tendrán luz propia en las profundidades para atraer a las carpas más curiosas. Es de destacar, que a la hora de intentar encontrar boilies de color azul, violeta o verde, podemos tenerlo algo complicado, siendo la opción más sencilla conseguir unos maíces artificiales de dichos colores para usarlos como tope pop-up, facilitando así la localización del cebo en aguas profundas. Es importante recordar que estos colores son un arma de doble filo, pues en escenarios con una presión media o baja, darán muy buenos resultados, disminuyendo su eficacia en algunas aguas muy presionadas al asociarlos al peligro.

fluoro9

Los boilies color natural como los verdes, marrones y negros, son otra opción muy inteligente, dado que no siempre se trata de llamar la atención del pez y mejorar esa visibilidad, si no de presentar un cebo discreto, natural y mimético como en escenarios de aguas muy claras o lagos muy presionados, en donde suelen asociar determinados colores fluor (rojo, amarillo, rosa) a situaciones de peligro.  Actualmente suelo hacer uso de los colores naturales en épocas invernales, aguas cristalinas y lagos presionados, excepto con el color rojo, ya que lo utilizo todo el año y estoy convencido de que inevitablemente lo asocian con un cangrejo americano, alimento natural y principal en su escala de consumo, un color por tanto que podríamos incluir de alguna manera dentro de la gama natural por esa razón de peso. Por último, destacar que si considero importante la cantidad de dip en el que lo hayamos remojado, dado que si hemos optado por la opción de presentar un cebo color natural como el marrón, al menos deberemos aprovechar el otro factor asegurándonos de que desprenda una gran cantidad de aroma atrayente.

Boilies duces o salados

Este resulta ser un dilema eterno para el carpista, solventado normalmente por los mitos que circulan por las orillas de los embalses y que mantienen que unos sabores funcionan mejor que otros según las aguas de las que se trate, o simplemente porque el pescador otorga un voto de confianza mayor a unos sabores en concreto, algo que suele suceder de manera repetitiva, teniendo más éxito con unos de forma particular al darle mayor confianza y permanecer más tiempo en el hair, algo lógico, como el refrán que dice “cuanto más voy de pesca más suerte tengo”

Partiendo de la base de que no existe una regla fija e influyen diversos factores en la eficacia de un cebo dulce o salado, si puedo aventurarme a decir por la práctica, el uso y las pruebas realizadas a pie de orilla en muchas sesiones, que hay sabores salados como pueden ser el Squid Octopus , The Crave o un mítico Robin Red de Dynamite baits, que demuestran sacar más peces de lo normal si lo comparamos con otros de los sabores dulces de la marca, que demuestran su máxima eficacia en fechas más primaverales y veraniegas. Repito que no se trata de una regla fija, pues en el carp no existen y menos cuando hablamos de sabores de cebos. Lo más importante es que asocien las bolas que usemos para cebar, con un aporte necesario y casi imprescindible de proteínas, que lo identifiquen como alimento de fácil acceso que no querrán rechazar bajo ninguna circunstancia.

fluoro4

Los sabores salados ocupan actualmente la mayoría de mis hairs, cebos con aporte de nutrientes, proteína, bases como el hígado, pescado o la pimienta me van muy bien en una gran variedad de escenarios. Existen otros sabores como el Robin Red que no necesitan mención por el éxito que generan, sin olvidar cebos como el nuevo Giant Squid o el famoso Squid & Octopus de Dynamite baits, tan eficiente y exitoso que se han visto obligados a reeditarlo especialmente para la península Ibérica este año debido a la gran demanda de los carpistas.

Respecto a los sabores dulces en invierno, únicamente los uso en tamaños de 15mm pop-up para hacer snowmans junto con un boilie salado fondante de 20mm, simplemente para la curiosidad y para darle un toque dulce al salado. Finalmente y para romper la rutina, me funciona muy bien  en un spot que tenga precebado con boilies de pescado, introducir una postura con dos boilies dulces, ya sean del mismo sabor o una mezcla de ellos. Para este último tipo de presentaciones y con el fin de marcar la diferencia sorprendiendo en el hot spot, una mezcla de banana con piña suele ser mortal. El resto del año, suelo dar una mayor utilidad a los sabores dulces como Pineapple & Banana, Strawberry Blast, Vainilla Assault o el mítico Scopex Attack, dejando más de lado los sabores salados que considero más propicios para fechas invernales.

La excepción

Actualmente podemos hablar de una excepción en cuanto a sabores y épocas se refiere, se trata de los Monster Tiger Nut Red Amo. Estos nuevos boilies de alta gama incorporan el sabor clásico de la chufa y añaden como innovación el  fruto dulce red Amo, dándole al boilie un increíble aroma dulce, cremoso, de nuez afrutada inconfundible, todo esto sin olvidar la tonalidad natural que portan estas bolas, tonalidad que les costó bastante añadir en Inglaterra a estos cebos con el fin de que aparentasen un cebo natural y lo más importante, que llevaba muchas horas bajo el agua sin tocar (una tonalidad clara descolorida). Una vez que decidieron añadir esta nueva fruta a los componentes del boilie de chufa, se dieron cuenta del potencial que habían conseguido. Pronto decidieron ponerlo a prueba y este boilie consiguió capturar a muchas de las carpas más difíciles de los lagos ingleses, así que podemos decir que nos encontramos ante un número uno.

Sus ingredientes son la Nueva fruta Palatant, harina de chufa, leche de chufa y dulce de vainilla Palatant. Como podréis imaginar, estos boilies hacen un paréntesis en cuanto a la época en la que supuestamente se deberían emplear, pues por un lado tenemos el sabor y aroma dulzón para las épocas de calor, junto con la clásica chufa, elemento que nos ayudará incluso en las fechas invernales en multitud de ríos españoles. Estoy seguro que este cebo seguirá dando mucho de qué hablar, marcando la diferencia en las aguas en las que las grandes carpas buscan incesantemente unas cuantas chufas sueltas.

fluoro8b

fluoro2

fluoro1

Artículo realizado por:  Eduardo Zancada

separacion

foro