La visión de la carpa

Por desgracia, no hay muchas publicaciones en español sobre ciprinidos, y mucho menos sobre la carpa en concreto, gracias a personas como el ya fallecido Ángel Martínez Rodas y sus publicaciones en la primera revista de ciprinidos en nuestro país, "La Línea”, contamos con grandes relatos y reflexiones que nos ayudan a comprender el comportamiento de los peces y a mejorar nuestra técnica, por lo cual me gustaría darle un pequeño homenaje en nuestra web ya que el 13/3/2009 la pesca nacional tuvo una gran perdida.

22

Antes de empezar explicaré la importancia de saber todo sobre los sentidos de la carpa, y es que, cuanto mayor información tengamos sobre nuestro rival, mejor comprenderemos su comportamiento. A continuación expondré mis conclusiones como pescador de carpas y os daré a conocer, adaptado un poco más a nuestra modalidad, el carpfishing, lo que aprendí gracias a nuestro amigo Ángel, ya que como él decía en su sección: CON LAS MANOS NO BASTA. A esto me refiero, que si conocemos como funcionan sus sentidos podremos conseguir en menor tiempo que el pez descubra nuestro cebo, lo identifique como comida, y por supuesto no detecte el engaño.

Uno de ellos es la visión, sabiendo cual es su capacidad de visión debajo del agua podremos saber incógnitas que nos ayudaran entre otras cosas con el cebado y la presentación del cebo. En el Carpfishing, es tanta la obsesión, que atribuimos a las carpas cualidades de los humanos, idolatramos tanto a nuestro rival que pensamos que huelen, oyen y ven igual que nosotros, y no es así, ya que debajo del agua, no se ve igual, los olores no se transmiten de la misma forma y mucho menos el sonido. Vamos a ver como es el ojo de un pez y su funcionamiento, para así poder dar más visibilidad a nuestras posturas y ocultar de manera más eficiente nuestros anzuelos. 

El ojo humano y el de un ciprinido tienen muchas cosas en común, podéis observarlo en la imagen.

1

Pero tienen algo que marca la diferencia, como por ejemplo, la posición de los ojos; tienen uno a cada lado, lo cual les hacen ver un ataque desde cualquier ángulo. Solo tienen dos puntos ciegos en la parte inferior y superior de la cabeza, si pasamos esto por alto pueden ver en todas direcciones. Nosotros, en cambio, tenemos los ojos en la parte frontal de la cabeza lo que nos da la cualidad de tener una visión binocular, al igual que todos los depredadores, una gran ayuda a la hora de ver a las presas, con mas definición y calcular la distancia con mas exactitud.

12b

15b

Otra gran diferencia es que carecen de pupila, la cual en los humanos nos sirve para regular la visión dependiendo de la iluminación a la que nos expongamos. La carpa por el contrario, tarda horas en adaptar la visión, por lo cual en días con mucho sol, buscará zonas de sombras o incluso la profundidad donde los fuertes rayos no las molesten. Por lo cual días sombreados suelen ser más productivos que días de excesiva luz brillante. De aquí la importancia de tapar los ojos de nuestras capturas cuando reposan sobre la moqueta a la espera de ser curadas y fotografiadas. Cuanto menor sea el mal rato menos malos recuerdos tendrán de su captura y mas tardaran en aprender a darnos esquinazo.

Dicha luz al pasar por el agua modifica su trayectoria formando un ángulo, este fenómeno se llama refracción. Esto hace que el pez no se encuentre exactamente donde lo vemos. Para la gente que pesca a pez vivo y nuestros antepasados que pescaban con arpón es muy importante tener esto en cuenta. Esto es mas importante aun a la hora de elegir el material de nuestras líneas ya que cuanto menor sea la diferencia entre el índice de refracción del agua y del material de nuestras líneas menos visible serán. De esta reflexión nace empleo del fluorocarbono, el cual se desarrolló en Japón a principio de los años sesenta para la pesca del atún, que, según los expertos, es el pez que mejor visión tiene. Su propiedad (el mismo índice de refracción que el agua), fue descubierto al hacer un compuesto de flúor y carbono, que ofrecía además una asombrosa resistencia a la abrasión. Hay que tener en cuenta que es muy rígido así que eso los hace especifico para según que cosas.

El oceanógrafo Jacques Cousteau observó en una de sus inversiones que la sangre de los peces cazados con arpón, según la profundidad se veía de un color diferente; pasaba de verde, negra, rosa, según cambiaba la profundidad, hasta que tomaba la superficie no se veía roja. Por todo esto hay que saber muy bien, el por qué, para saber como afectará al color de tus cebos e intentar montarlos pensando en ellas no en verlo bien nosotros, ya que es una realidad que debajo del agua no se ven del mismo color que en la superficie y que el agua actúa como un filtro. 

De todos es sabido que el color verde es el que supuestamente ven mejor , pero… ¿lo ven verde?. La luz que hace ver las cosas de su color es la luz blanca, la luz del sol, pero no es que sea blanca, si no que lleva incluidos todos los colores del arcoíris. Estos colores bajo el agua se van perdiendo según el enturbiamiento y la profundidad.

16

17

17

Esto es que se mezclan los colores del cebo y el agua, por lo cual un cebo de color rojo se ve rojo en aguas marrones y poco profundas, pero en aguas azueles y profundas, se ve negro a corta distancia y violeta a larga distancia.

19b

En cambio un boilie de color rojo fluorescente se verá rojo en ambos casos, ya que los colores fluorescentes mantienen su apariencia aunque estén iluminados por una luz de inferior longitud de onda.

20
En aguas limpias, la única luz que puede penetrar más allá de 10 o 15 metros se reduce a una pequeña banda azul. Por eso parecen tan azules los mares.

21
En embalses con grandes cantidades de fitoplancton en el agua las únicas luces que llegan a 10 o 12 metros son la verde y amarilla. Las aguas con muchos sedimentos inorgánicos adquieren un color marrón rojizo y , a unos cuantos metros bajo la superficie, sólo dejan pasar la luz roja y naranja: cuando están demasiado turbias, a un metro únicamente llega la luz roja. Esto nos subraya la importancia del color de nuestros cebos.

Por lo poco que se habla de la carpa sabemos que es casi miope y no ve a larga distancia, pero…, ¿realmente les hace falta? Yo personalmente he buceado en agua dulce y hace poco como sabéis he fabricado un visor subacuático , y creedme si os digo en en aguas turbias no se ve nada, en Orellana por ejemplo a mas de 3 metros con día soleado ya no se veía con el visor, ya que estaba el agua muy turbia como muchas partículas verdes.

2

Hay marcas de cebos que tienen muy en cuenta esto fabricando cebos de colores llamativos, incluso sirviendo multicolores en el mismo envase aun siendo del mismo sabor.

3

La carpa, para encontrar comida, se guía por la vista, el oído, el olfato, el gusto y la línea lateral, todos estos sentidos en conjunto las hace percibir multitud de señales que les da la información de que es lo que tienen delante. Esta claro que a larga distancia actúa el oído , con el que captan como nuestros cebos entran en contacto con el agua y se posan sobre el lecho del lago. Su vejiga natatoria actúa como un gran amplificador, el cual capta las vibraciones del cebo al caer, su movimiento cuando es un cebo vivo tipo asticot y el movimiento de la mini talla que habitualmente son los primeros en llegar al festín.

Todo esto junto con el olfato y gusto, la línea lateral le indica en que dirección se encuentra la zona que transmite estas señales, o lo que es lo mismo, el cebo. Es en ultimo lugar, cuando la carpa se encuentra encima del cebo, cuando actúa la vista, la distancia en la que entra en acción este sentido varia según el enturbiamiento del agua, pero normalmente no suele pasar del metro de distancia. Viendo todo esto pararos a pensar la importancia de emitir señales químicas y naturales, yo personalmente, en embalses tan complicados como el de Horno Tejero, me he planteado esto multitud de veces y, aun a pesar de ser difícil debido a la cantidad de cangrejos que habitan sus aguas, siempre he intentado conseguir que mi cebo emita todas las señales posibles.

4

En invierno, cuando un magot clip es irresistible para cualquier ciprinido , es además la única época en la que se puede usar aquí, lo completo con solid bags o mallas de un mix repleto de señales químicas como vetaina, aminoácidos, estimulantes, aceites, edulcorantes e intento que contenga cosas naturales como atún, spirulina, insectos, gusanos, lombriz, belachan, etc. Por ejemplo, la SPIRULINA (polvo de algas verdes), es un micro alga verde-azulada que crece naturalmente en los lagos y cursos de agua. Que apoya y alimenta muchos organismos naturales mejorando así la población de alimentos de toda el agua en la que esta presente.

La espirulina es muy rica en el antioxidante beta-caroteno que permite a los peces luchar eficazmente contra las enfermedades y los problemas biológicos, lo que permite ganancias de peso rápidas. Es más alto el alimento natural de proteínas que contiene todos los aminoácidos esenciales (y la mayoría de los no esenciales), por lo que es una de las razones principales por las que los peces se alimentan de plantas, de donde tantos beneficios pueden obtener. También es rica en hierro, la vitamina B12, complejo B y ácido gamma linoleico (GLA), este polvo fino color verde tiene un contenido de proteínas vegetales 70%, el nivel de grasa / aceite muy bajo e impresionante gama de oligoelementos que lo hacen un excelente aditivo para nuestros cebos todo el año .

6

A pesar del discreto papel de la vista, conviene que le demos a nuestros cebos la mayor visibilidad posible y debemos conseguir que emitan señales.

7

En UK, este año las marcas de cebos más importantes van a sufrir una estricta inspección, ya que hasta ahora, se han fabricado cebos sin tener el más mínimo miramiento por el pez. Marcas como Ccmoore contaban con el pez al fabricar sus productos por lo que sus cebos llevan el sello:

8
De aquí la importancia de la calidad de nuestros cebos ya que si es bueno para los peces, las señales que emitirá será más efectivas. Los elementos que más debemos cuidar son el color y el movimiento. El color que hará más visible un cebo depende del escenario en que lo utilicemos. En embalses profundos y de aguas claras, los cebos más visibles serán los azules. En aguas turbias, los rojos, naranjas y marrones. Y en aguas verdosas, los verdes y amarillos. También hay que tener en cuenta su contraste con el fondo o la superficie del agua, según donde lo pesquemos. La eficacia de los boilies rosas y amarillos, no se debe a su color, si no a su contraste con el fondo, sobre todo en profundidades considerables. También es buena opción contrastar colores en el mismo montaje y utilizar colores vivos en su presentación.

9

Hace poco, pescando con mi compañero, nos hicimos un comentario que es completamente cierto y es que cuanto mas sabes, mas dudas te surgen y mas preguntas te haces a la hora de afrontar una jornada de pesca, y cada sesión que haces está mas preparada que la anterior. Preguntas que muchas veces son cruciales: ¿Cómo nos ven los peces desde el agua? ¿Cómo descubren que el cebo oculta un peligro? Los científicos han descubierto que, cuando un pez mira fuera del agua, es como si lo hiciera a través de una ventana circular imaginaria cuyo diámetro forma con los ojos del pez un ángulo de 97º. Más allá de sus límites, sólo puede ver el fondo del escenario reflejado en la superficie.

13
Cuanto mayor sea el cortado donde pesquemos y más elevados estemos más probabilidades hay que nos descubran por su ventanita. Normalmente ven antes las sombras de nuestra silueta moviéndose reflejada en el agua, todo depende de donde pesquemos y a que distancia, y hay que contar con que el agua en su superficie tiene oleaje y color. Cualquier pescador de carpas que se precie, pone sumo cuidado en camuflar su anzuelo y su bajo, el pez no es que detecte un bajo grueso y uno fino no, sino que capta la rigidez y queda demostrado que cuanto mas natural sea su presentación y movimiento bajo el agua mas efectivo es. Un cebo de calidad, bien presentado solo puede acabar en una buena captura.

 14

Reedición y adaptación:  Jesús Cruz.

Autor principal: Ángel Martínez Rodas. Revista la Línea.


separacion

foro