La digestión de la carpa

El siguiente artículo está destinado principalmente a los pescadores avanzados, los cuales preparan de forma casera el cebo a emplear y tienen en cuenta el entendimiento de unos procesos complejos que suceden en la digestión de la carpa. Para comenzar debemos saber que la digestión significa la transformación de sustancias nutritivas, las cuales deberán ser absorbidas en el estómago e intestino.

Las sustancias nutritivas se dividen en dos grupos principales:

  • En el primer grupo están las sustancias nutritivas energéticas: los hidratos de carbono, las grasas y proteínas.
  • En el segundo grupo están las sustancias que no provocan energía, pero son vitales: agua, las sales minerales, vitaminas y otras sustancias activas del punto de vista biológico.


La digestión depende de tres tipos de enzimas digestivas: las enzimas digestivas de los hidratos de carbono (amilasa), las enzimas digestivas de las proteínas (tripsina y quimotripsina) y las enzimas de los lípidos. Describámoslas:

  1. La amilasa tiene el rol de descomponer los carbohidratos, los cuales se absorben en el intestino en forma de monoazucares y multiazucares.
  2. Los hidratos de carbono son en primer lugar los aportadores de la energía, pero también tienen el rol de depositar las proteínas.
  3. Las proteínas cumplen tres funciones en los procesos vitales de la carpa: mantener continuamente las funciones vitales, el funcionamiento de los tejidos y su regeneración y es sustancia básica necesaria para su crecimiento.

Lo interesante es que las tripsinas y las quimiotripsinas (las enzimas que son segregadas por el páncreas y son responsables de la digestión de las proteínas) no estén presentes en cantidades suficientes además de que una parte de la alimentación se elimina del organismo. El rol de estas enzimas es abrir las proteínas en aminoácidos solubles (fácil de absorber en la sangre de la carpa). De los 20 aminoácidos conocidos 8 de ellos son considerados esenciales, no pueden ser sintetizados en el organismo de la carpa y deben ser traídos diariamente en forma de alimentación. Estos son: la valina, la lisina, la leucina, la soleucina, la metionina, el triptófano, la treonina, la fenilalanina, la arginina y la histidina.

Conclusión

Un cebo no muy rico en proteínas puede ser considerado mucho más nutritivo en muchos casos en comparación con otra nutrición que es rica solo en proteínas. Estas enzimas que pueden ser producidas en el estomago, páncreas, los apéndices pilóricos o los glandes unicelulares intestinales, en función de la temperatura del agua pueden reducir la actividad hasta un 65%, lo cual significa que en el periodo frío la carpa digiere con mas dificultad y provoca que se alimente menos. Los lípidos tienen el rol de hidrolizar las grasas en ácidos grasos y en glicerinas que podrán ser absorbidos en sangre. El grado eficaz de las actividades de las enzimas, depende del tiempo, significa que las partes nutritivas deben mantenerse en el sector intestinal optimo en vista de la seguridad de absorber las sustancias nutritivas por un periodo determinado para el funcionamiento de las enzimas. Si logramos aumentar la velocidad del transito intestinal de la carpa por los métodos químicos, el resultado será una actividad digestiva débil, lo que llevara a una alimentación mucho más intensa de la carpa, también con una purgación óptima.

Esto se puede realizar utilizando en el cebo complejos de aminoácidos que contengan fenolftaleina u otra sustancia con efectos laxantes. Pero no debemos olvidar que hasta que el cebo llegue al intestino de la carpa, este debe ser encontrado, olido y tragado por la carpa. Por eso, es muy importante la señal química que emite un cebo o también llamada la teoría de reconocimiento nutritivo y que la proteína del mix tiene un rol muy importante, igual que otras sustancias de las cuales podríamos hablar largo y tendido.


separacion

foro