Elección de bajo de línea

Marzo 2011. Gonzalo Gil. Mi respuesta es… depende. Tenemos una variedad infinita de boilies, y no nos quedamos atrás si hablamos de bajos, donde cada marca suele ofrecer alternativas en función de su composición, tonalidad y resistencia. Es un elemento fundamental en nuestra pesca y junto al anzuelo, la parte “visible” que contacta con el pez, y la que debe aportarnos seguridad en la lucha.

carpamania

Tan importante es elegir un buen bajo como emplear los nudos correctos en cada caso, sobre todo si es un bajo combinado trenzado-fluorocarbono. El tipo de fondo muchas veces influye en la decisión a adoptar por el pescador pero no puedo ser más sincero si os digo que la práctica me ha demostrado que los bajos más sencillos (blandos con montaje knotless) son los que mejor funcionan en cualquier tipo de agua. Muchas veces nos complicamos en hacer un bajo (montaje) estratosféricamente perfecto y te das cuenta que fallan también. “La perfección está en la sencillez” decía mi maestro. Os explico en breves líneas que bajo suelo usar siempre y alguna alternativa que he buscado en momentos puntuales o escenarios concretos.

baj3

Mi bajo de preferencia es el combinado Chackchiuma de Indyline en su versión de 35LB, negro, marrón y verde. Tuve la oportunidad de adquirirlo hace años cuando Paco era el gerente de Carpones.com y desde entonces sigo usando el mismo bajo en todas mis sesiones. Posee un revestimiento exterior adaptable a cualquier tipo fondo por complicado que sea y el hilo interior es una mezcla de Dyneema y Dacron, increíblemente resistente, sobre todo a la abrasión. Estos bajos permiten “pelar” la parte que queramos, y así suelo hacerlo para pelar la parte donde anidaré el boilie y,en ocasiones, cuando quiero aportar movilidad final al bajo y facilitar así la clavada, pelo menos de 1cm desde el ojal del anzuelo, empleando eso sí un revestimiento de termoreducible para proteger los nudos y “alinear” el montaje. Los bajos combinados ofrecen movimientos suaves y realistas cerca del cebo, evitan enredos y ayudan a que la carpa no expulse fácilmente el cebo. Esta es mi apuesta para el tipo de bajo después de usar durante muchos años de forma sistemática los bajos blandos. Siempre realizo el bajo mediante un montaje elemental heredado de la pesca a la inglesa que en nuestra web hemos denominado como Doble Rig, dado que difiere de la mayoría de bajos al no usar el ojal del anzuelo y realizar un doble nudo en la pata. La longitud del bajo dependerá obviamente de dónde y a qué distancia esté pescando, pero eso daría para otro debate. Deciros también que no he llegado a probar ningún bajo combinado articulado que mezcle goma elástica y/o leadcore.

En ocasiones he pescado aguas completamente cristalinas donde he armado un bajo combinado de trenzado (Quicksilver Gold) con fluorocarbono a través de un nudo de barril (aprovechando para colocar el tungsteno sobre el nudo) o mediante emerillón simple. Con esta opción consigo ganar en invisibilidad a costa de perder naturalidad. Me ha funcionado bien, sobre todo cuando, por la naturaleza del fondo, me ha interesado elevarlo del suelo media palma. También, únicamente en determinados embalses de gran fama, donde el fondo no es cenagoso, he tenido que recurrir a pescar a 10metros de la orilla con un bajo largo de fluorocarbono de 0,45mm. Ha funcionado de cine, pero sólo porque después de comerte mucho la cabeza te acabas dando cuenta de que el pez come a tus pies.

baj1

Y por último, los bajos blandos, resistentes y naturales, me han acompañado en mis inicios y todavía recurro a ellos en determinadas situaciones. Aquí confío en el Quicksilver de Kryston (45LB), Armadillo de Fox (45LB) y Bullet Braid de Nash (25LB). Los primeros dos los uso en escenarios exigentes como ríos empleando bajos cortos y el tercero en escenarios de cieno donde quiero darle una gran longitud al bajo. Para contrarrestar la debilidad de estos bajos, la alta probabilidad de enredos, suelo usar siempre una bolsa o malla de PVA que genere el peso suficiente para mantener la distancia con el plomo.

baj1
Al igual que os he contado mis preferencias a la hora de usar un bajo u otro, también es diré que soy “maniático” respecto a la reutilización de determinados elementos de nuestra pesca y entre ellos están los bajos y los anzuelos. Pienso que estos componentes se debilitan cuando luchamos un pez o cuando recogemos desde orilla. Las piedras despuntan los anzuelos y la propia carpa con sus aletas y el afán por desprenderse de los mismos la lleva a toparse con todos los obstáculos que encuentre bajo el agua mellando nuestro bajo. Tenedlo en cuenta, son detalles que pueden pasarnos factura en el peor momento. 


 foro