Winter secrets

Diciembre 2014. Edu Zancada. A punto de cerrar el año, son fechas complicadas para el carpfishing, pues se aproximan meses complicados de lluvia. Enero y febrero nos traen siempre frío y poca actividad por parte de los ciprínidos, algo que deberemos gestionar, sin olvidar que en el carpfishing la suerte se reduce a un 25%, siempre que hagamos las cosas correctamente. Hay que escoger sabiamente los escenarios de pesca en estas fechas, no siendo momento de probar nuevos y desconocidos escenarios, pues los datos que podremos obtener serán escasos dada la baja actividad de los peces.

Atracción exclusiva para el invierno

Ya he tratado en alguna ocasión este asunto, siendo una cuestión de lógica y sentido común. Con las bajas temperaturas que tenemos en estas fechas, tenemos obligación de adaptar nuestros cebaderos a la temperatura y el metabolismo de las carpas invernales. Necesitamos por lo tanto, un cebo que atraiga mucho y sacie poco, algo que despierte la curiosidad de las carpas, sea muy digestivo y nos permita capturarlas antes de que lleguen al cebadero y completen su cupo de alimento sin tomar nuestro cebo. En este análisis he de recordar que estamos descartando los escenarios de pesca con carpas pequeñas, por lo que no tendremos que seleccionar el tamaño del pez, de lo contrario no serviría esta técnica.

Cebos sólidos y semisólidos

En lo que respecta al cebo del hair, resulta más eficiente con bajas temperaturas el uso de pellets que se van disolviendo lentamente. Actualmente los pellets de Robin Red de 15 mm me están dando buenos resultados, remojándolos previamente en su hookbait dip. A diferencia del boilie, los pellets en invierno van disolviéndose muy lentamente, dejando una capa en torno a ellos de polvo/esencia que está en continua disolución, siendo mucho más efectivos y con mayor poder de atracción. Algunas veces los carpistas nos olvidamos del uso de los pellets para el hair, limitándonos a los grandes pellets de halibut o a usar pequeños pellets únicamente para cebar el puesto.

Por otro lado tenemos los Soft Carp pellets. Otro cebo que resulta ser otra opción alternativa al boilie sólido y que en fechas invernales considero más oportuno. Los Soft Carp Pellets son muy digestivos y contienen gran cantidad de aceites, por lo que la atracción que generan es mayor. La textura que presentan es blanda y jugosa, por lo que ante la ausencia de cangrejos en estas fechas, será una opción ideal. Con lo redactado anteriormente no quiero restarle importancia al uso de los boilies en invierno, simplemente recordaros que hay otras opciones para las aguas gélidas, que quizás y usando esta técnica, os den muchas alegrías.

Preparación del punto caliente para invierno

La base fundamental de esta estrategia consiste en preparar un punto caliente con bolas de engodo, micro pellets y esencias que tengan un alto poder de atracción. Con este sistema conseguiremos no saciar a las carpas invernales, atraerlas muchísimo y capturarlas antes de que se llenen. Si tenemos la oportunidad de pescar en ríos, este sistema multiplica las posibilidades, pues resulta el doble de efectivo ya que la corriente arrastrará las partículas río abajo, atrayendo un mayor número de peces.

En esta ocasión, preparé en mi sesión de pesca unas potentes bolas con los siguientes componentes:

  • Una lata de Mixed Partícles y otra lata de maíz sabor vainilla (fundametal incluir semillas como cañamón, trigo y maíz).
  • Carp Groundbait 2 kg, en esta ocasión el Marine Red con su color rojo intenso para ser más llamativo bajo el agua.
  • Swim Stim Metod Mix 2.5kg (el componente de engodo principal para dale cuerpo al conjunto y volumen).
  • Swim Stim Carp Pellets 3mm betaine green 1/2kg (añadimos estos pequeños pellets para que haya distintos tiempos de disolución de componentes en nuestras bolas de engodo).
  • Pellets Sinking Spander de 4mm (estos pellets se inflan en el fondo y multiplican su tamaño, quedándose blandos y esponjosos).

Finalmente en la parte líquida añadimos tres componentes distintos:

  • Liquid Crab & Crayfish (componente líquido de cangrejo y pescado).
  • Liquid brasem (un toque dulce para que choque con el salado).
  • Liquid Halibut pellets (no podía faltar un clásico que desprenda aceites en nuestro cebadero a lo bestia).

Una vez hemos mezclado la parte líquida con la sólida, nos queda amasarlo bien y formar bolas a nuestro gusto, preparadas para lanzarlas en nuestro hot spot. Os aseguro que no hay mejor forma de pescar en invierno que hacerlo con esta estrategia. Atraeréis muchos peces y conseguiréis muchas capturas, ya que en realidad no quedarán componentes sólidos dentro de vuestros cebaderos, exceptuando los escasos boilies que hayáis lanzado en el hot spot, en el caso de que hayáis optado por pescar con boilie.


foro