Caviar en río Fraser

Marzo 2013. El Río Fraser comienza en las cimas de las Montañas Rocosas de Canadá y después de recorrer 1.300 kilómetros desemboca en el Océano Pacífico, cerca de Vancouver, en el suroeste de la Columbia Británica. El amplio delta atrae anualmente a millones de aves migratorias haciendo del estuario del Río Fraser un hábitat clave de aves en Canadá.

Los estuarios de la Columbia Británica están entre los más ricos del mundo. El Río Fraser es el hogar de más de 400 especies de vertebrados, miles de plantas, y una gran cantidad de pequeños invertebrados. El Río Fraser forma el estuario más grande a lo largo de la Costa Pacífico de Norteamérica y drena más de 200,000 kilómetros cuadrados de la Columbia Británica. Los sedimentos del río se juntan con las corrientes del Estrecho de Georgia y son depositados en las casi 30,000 hectáreas de ciénagas y fangales del estuario.

Nadie puede decir la cifra de esturiones que hay en el rio Fraser ya que cada año suben y bajan al mar, aunque ya hay una población que vive constante en las aguas del Fraser, teniendo en cuenta que este rio se llena de salmones en los meses de octubre y noviembre, siendo precioso poder pescar entre tantos saltos y carreras de los salmones y esturiones a tu alrededor.

Somos una pareja de Palencia (Castilla y León, España) amantes del carpfishing. Después de pescar muchos esturiones en los pantanos privados de Francia nos decidimos dar un paso más y probar a sacar uno de los grandes del rio Fraser. Mi ingles no es muy bueno pero sé que mi mujer Bea entendía un poco más que yo, asi que sin pensarlo contactamos con Steve y Greg (www.sturgeonhunter.com) que es uno de los guías del Fraser. Steve, después de prepararnos el viaje, nos respondió y nos dijo que sin problema, que eran buenos días para la pesca del esturión y que tenia sitio para poder ir con él de pesca. En cuanto nos lo comentó hablamos con nuestros amigos Marcos y Gustavo, que son los dueños de la tienda que está en Madrid (www.worldpesk.es), que nos facilitó material para poder ir, ya que locos de nosotros no sabíamos a que podían picar. Queríamos ir con unos boilies, sabiendo que era la época de desove del salmón. Decidimos llevar halibut y caviar TBB 8 de la marca Mclass y también el Ace Lobworm de la marca SBS que también nos lo aportó Marcos y Gustavo.

Unos días antes de salir nos comunicó Steve que podía llover unos días, asique de nuevo se lo comentamos a Marcos y sin pesarlo se puso en contacto con la marca TRAKKER que nos hizo llegar a casa unos trajes de agua por si acaso llovía. Gracias a esto ya íbamos muy bien equipados. Llegó el gran día, ya estábamos preparados para nuestra aventura de Madrid-Paris-Seattle-Vancouver y allí un autobús hasta Chilliwack, que es donde pescaríamos.

Cuando llegamos a Chilliwack nos estaba esperando Greg. Nada más llegar nos montamos en su coche, de allí al hotel a dejar las cosas y de allí a sacar las licencias. Hay una pequeña tienda al lado del hotel donde las podéis conseguir, eso si, nos asustamos con los precios de las licencias ya que por persona y día son 50 dorales canadienses, aunque merece la pena. De ahí fuimos a pescar, teníamos muchas ganas aunque estábamos agotados después de la paliza de aviones y autobuses que nos habíamos dado. Greg nos llevó a un sitio que tienen habilitado para bajar las lanchas al agua, sin pensarlo nos subimos y arrancó nuestra pequeña historia.

Primer día

Tuvimos muchas picadas, varias de peces muy grandes pero lo que tiene pescar con anzuelos sin muerte, que se escapan muchos por que saltan nada más pincharlos, pero bueno sacamos tres esturiones, uno de ellos de 1,90 que esta muy bien, lástima que se nos fue uno que después de 1 hora y media se fue sin poder verlo pero la lucha fue muy intensa con un pez muy fuerte que no asomó en ningún momento del combate. Los cebos, depende de cada época del año, es conveniente hacer caso de los guías. Ellos te dirán a que es mejor pescar. Nosotros por la época del año pescamos con unos bait-mess de huevas de salmón, aunque también pescamos con boilies, pescando algunos pequeños pero siendo igual de efectivos.

Segundo día

Nada mas empezar el día, Bea pinchó uno que después de 1 hora sin parar de luchar con el, conseguimos llevarlo hasta la orilla alcanzando una talla muy considerable de 2,40 y pesando 90 kilos lo cual nos alegro la mañana. Pensábamos que iba a ser un gran día por ese gran comienzo pero como el día anterior se nos fuero muchos esturiones aunque sacamos 6 esturiones, varios de ellos por encima de los dos metros y los otros mas pequeños pero muy luchadores. Aunque el mejor sabor de boca era ese pez de Bea que nos encantó como luchaba y la fuerza descomunal de aquel pez.

Tercer día

Como todos los días a las 6:30 de la mañana estábamos desayunando. Cuando fuimos al rio teníamos otro guía Steve que era con el que habíamos contratado todo el viaje (www.sturgeonhunter.com) y como siempre después de las presentaciones, a pescar. Ese día sacamos 5 esturiones, uno de ellos muy raro ya que no tenia hocico y así fue después de sacarlo del agua y medirlo con 2,05 era un gran esturión precioso que nunca había salido del agua. También pescamos dos de considerable tamaño (1,80) también muy luchadores con mas de media hora de combate que en realidad es lo que habiamos venido a buscar aunque aun nos quedaba un poco mal sabor de boca por el esturión tan grande del primer dia pero era nuestro sueño poder estar allí y disfrutarlo.

Cuarto dia

Como siempre a las 6:30 estábamos desayunando pero esta vez Steve estaba con nosotros por que al llegar nos dijo que era sábado y que había que darse mucha prisa para llegar al rio por que se iba a llenar de pescadores detrás del codiciado salmón que ya era época del desove. Así que sin pensarlo, nos fuimos sin desayunar a pescar. Así era, estaba lleno de gente todos preparados para salir. Nos dimos prisa y salimos los primeros así que llegamos al mejor puesto del rio. Echamos las cañas y al poco tiempo se lleno todo el rio de barcos, casi no se podía ni pescar. Al rato de llegar todos, uno de los barcos clavó uno pequeño pero eso nos llenaba de ilusión pensado que pronto se activaría la pesca. Así fue. A los pocos minutos, Bea pescó un esturión de 2,50 precioso con mas de 1 hora de lucha intensa. A la media hora picó otro que pinché yo. Era grande, tiraba mucho y me costó mucho trabajo poder moverlo y sacarlo por que todos los barcos estaban muy cerca y este pez me sacaba muchos metros de línea pero al final salió un bonito esturión de 2,57 que era una maravilla, además de bonito muy luchador.

A la hora de estar pescando, Bea clavó otro esturión. Este era pequeño pero igual de bonito. Después de soltarlo y echar las cañas, una de ellas empezó a sacar hilo sin parar. Me tocaba a mi. Sin pensarlo clavé. Era inmenso, como sacaba línea, no paraba. Steve rápidamente puso el motor el marcha y empezamos a movernos hacia atrás recuperando mucha línea. Era salvaje, no paraba de saltar y sacar hilo. Después de una hora, el pez estaba cansado y yo más pero no había manera de poder sacar el pez a flote para poder verlo.

Después de una hora y media con el pez por fin asomó el hocico. Era gigante, más grande de lo que yo pensaba. Lo llevamos hasta la orilla donde Steve lo cogió con las manos y rápido nos tiramos al agua a hacernos la sesión de fotos. Con 2,87 y más de 125 kilos de esturión creo que merece la pena ir a pescar estos peces. Puede ser una vez en la vida, pero es impresionante como luchan estos peces. No hay nada que se le iguale, ni los siluros. Yo tengo pescado varios por encima de dos metros siendo mi récord de 2,45 pero no se le iguala ni en fuerza y en velocidad.

Espero que os animéis a poder disfrutar estos peces y que pronto podamos volver a pescar con Steve. Tenemos que dar las gracias a todos los patrocinadores que nos han ayudado como Trakker, SBS, M-Class, a Marcos y Gustavo de Madrid (www.worldpesk.es), a Steve y Greg (www.sturgeonhunter.com) y como no a todos los compañeros del Team PassionCarp de la cual soy miembro. Gracias por todo.


foro