Los tesoros de Iktus

Agosto 2012. G-SUS. Nuestro compañero Kike Méndez se estrena en la página con un relato de lo más entrenido e intenso sobre los tesoros que guarda este lago francés. No ha dejado el más mínimo detalle, contandolo desde dentro y acercando en todo momento al lector al escenario. Casi 40 fotos lucen con el mayor detalle de la sesión, así que ya tienes un buen argumento para disfrutar de una buena lectura. Gracias Kike!!!

tes13

Comenzar este artículo hablando de Iktus, a estas alturas………, que más virtudes y elogios se pueden contar de este bello y emblemático escenario de pesca que no sepa ya la comunidad de pescadores españoles. El que más el que menos ha visto, leído, escuchado e incluso lo ha visitado para tentar los magníficos ejemplares que habitan y nadan en sus aguas. Nos encontramos ante uno de los mejores escenarios de pesca de nuestro país vecino, ya sea por la calidad de sus capturas tanto en tamaño como en combate, variedad de especies, la cercanía respecto a nuestra frontera y por último y no menos importante la inmejorable hospitalidad y profesionalidad de sus guías así como de su gerente Jeremy, que en todo momento atenderán nuestras necesidades. Sin más dilaciones paso a relataros mi experiencia personal.

Tras haber visitado por primera vez este precioso y emblemático lago en septiembre de 2009 junto a mi compañero G-sus y no habiendo obteniendo los resultados esperados debido a las condiciones meteorológicas y la mala elección del puesto para la fecha, la cosa no podía quedar así, por lo que nos debíamos una segunda oportunidad, e iba a ser este agosto de 2012 cuando tendríamos la ocasión de tentar de nuevo los peces del lago. Una cosa rondaba mi mente, y no era otra más que la de conseguir capturar uno de esos tesoros que esconden las cristalinas y turquesas aguas de Iktus……si amigos…hablo de capturar un esturión.

Todo comenzó cuando en febrero del presente año nuestro compañero del Team Passioncarp Javicalvo me ofreció la posibilidad de acompañarle junto a su novia Beatriz y otro buen amigo del grupo, Manzano, en una sesión al citado lago. Sería la semana del día 18 al 25 de Agosto, para pescar el puesto número 5, puesto que Javi conocía bien al haberlo pescado en otra ocasión. También nos acompañarían nuestros compañeros del Team Passioncarp Gon y G-sus para pescar el puesto número 6, y por último Marcos, gerente de Worldpesk que pescaría el puesto número 4.

Una vez completado el grupo nos disponemos a organizar el viaje, con todo lo que conlleva, concretar los cebos para cebar y pescar, revisar y preparar todo el material. Muy recomendable el motor eléctrico y sonda para obtener buenos resultados, material de fotografía y video, baterías, concretar vehículos, comida y bebida para toda una semana, etc………en fin que os voy a contar, la rutinaria mudanza de cada sesión.

Nuestros compañeros Gon y G-sus tuvieron la suerte de poder comenzar la sesión unos días antes, llegando a Iktus el martes 14 para pescar el “Small Lake”, el cual se ha abierto este año para disfrute de los pescadores. Como apunte decir que es algo más económico que el lago grande, no por ello menos interesante, encontrando numerosos alicientes en sus aguas, carpas Koi, royales, cuero, comunes, amures y esturiones, entre los que se encuentra el mayor de ambos lagos, un espectacular esturión de nada menos ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡70kg!!!!!!!!. Hay que matizar que en este lago no está permitida la utilización de barcas por lo que es recomendable la ayuda de un barco cebador.

Decir que la sesión se preveía dura ya que teníamos información previa de que las anteriores semanas habían estado flojas en cuanto a capturas debido en gran medida a las altas temperaturas que azotaron la zona, aún así las noticias de Gon y G-sus no eran malas del todo, habiendo conseguido capturar varios ejemplares de carpas cuero, royales e incluso algún esturión.

Por fin llega la esperada fecha. Son las 16:00 horas del 17 de Agosto y me dispongo a comenzar tan ansiado viaje, la hora de entrada en el lago está fijada a las 12:00 horas, por lo que había tiempo de sobra para descansar y hacer noche en Palencia, en casa de Javi y Bea, donde nos reuniríamos para hacer el viaje juntos. Saldríamos de madrugada…… ; Es sábado, son las 11:00 horas de la mañana y nos encontramos atravesando las puertas del lago, la sensación es increíble, vuelvo a ver las aguas de ambos lagos y el nerviosismo e ilusión se hacen latentes, por fin nos encontrábamos allí.....

Dejando los vehículos en el parking, nos dirigimos a la recepción donde nos esperaba nuestro buen amigo y gerente del Lago Jeremy. Tras darnos la bienvenida, conversar con él sobre las capturas obtenidas en días anteriores y recoger varios sacos de pellets que nos tenía reservados, nos dirigimos a los puestos de pesca. El día estaba soleado y la temperatura inmejorable, ahora tocaba instalar el campamento y montar todo el material de pesca, sondear, cebar y como no, disfrutar del majestuoso paisaje que nos brinda Iktus. Mientras montábamos todo el material recibimos la visita de nuestros compañeros G-sus y Gon los cuales nos pusieron al día de cómo se estaba comportando la pesca, aprovechando el momento para mostrarnos imágenes de algunas de las capturas obtenidas hasta el momento.

El siguiente paso consistía en elaborar una estrategia a seguir, para lo que se procedió a sondear minuciosamente el puesto en busca de esas zonas limpias y duras donde colocar nuestros montajes, hecho complicado ya que el fuerte calor en esta época del año favorece la proliferación de numerosas algas llegando a formar verdaderos bosques bajo el agua, incluso en superficie dificultando al pescador la colocación del cebo. La estrategia estaba decidida; realizar un primer cebadero a base de pellets de pescado de 22mm y 15mm, boilies salados de Liver Source de BTB8 de Mclass y M1 de SBS , en una poza de 9 mt de profundidad que se encuentra a la derecha del puesto a unos 60 mt de distancia, meteríamos tres cañas; en la zona centro del pesquil realizamos el segundo cebadero a base de pellets de pescado, maíz dulce, y una mezcla de boilies salados, Liver Source, AK-47 de Fun fishing y M1, y dulces como la piña de Sonar Baits de Mclass y Mango de Carp Zone, en una poza de unos 8 metros de profundidad muy cerquita de la orilla, a tan solo 25 metros, pescaríamos con tres cañas. Finalmente en la parte izquierda del pesquil lanzaríamos las últimas tres cañas colocando una de ellas en una poza situada a la izquierda a escasos metros de la orilla y las otras dos se colocarían a larga distancia, 200 mt, buscando la parte superior de una meseta con 4 mt de fondo, cebaríamos con pellets de maíz, maíz dulce y boilies sabor piña de Sonar Baits de Mclass y banana de SBS. Con todas las cañas en el agua, refugios montados y resto de material preparado el día llega a su fin, se da paso a la tan ansiada noche, la jornada había sido muy dura, es momento de descansar y recuperar fuerzas, la sesión no había hecho más que empezar.

Domingo

Son las 7:00 h de la mañana y comienza a amanecer, la temperatura es cálida y se hace notar un gran bochorno debido a los 38º - 40º del día anterior. La noche había sido tranquila y logramos descansar lo suficiente. Una vez nos encontrábamos en pie y nos disponíamos a preparar el desayuno obtenemos la primera picada de la sesión, la alarma de una de mis cañas colocadas en el cebadero de la derecha comienza a sonar con energía, la picada es buena y no para de sonar. Había comido con ganas el Snowman de Liver Source, logro clavar y tras tantearla un poco desde la orilla decidimos salir a por el pez con la barca ya que el hueco es pequeño y parece un buen ejemplar. En medio del lance tenemos la mala suerte de enganchar la línea con una boya de señalización lo que nos dificulta la recuperación de la misma. Una vez solventado el problema y tras 15 minutos de lucha divisamos un gran ejemplar de carpa cuero bajo la barca, el corazón me bombea cada vez más rápido…...

Es un pez muy fuerte y parece que no nos va a poner la cosa fácil, tanto es que aún habiendo luchado durante un largo tiempo emprende carrera al fondo hasta en cuatro ocasiones. Finalmente cuando la tenemos a punta de sacadera observamos como el anzuelo se desprende de la boca, girando y marchándose lentamente al fondo bajo nuestra mirada atónita……. no podía ser…., la primera carpa de la sesión y la perdemos!!!! Y además era buena……que mala suerte… La sesión continuaba y ahora le tocaba correr a Marcos, una de sus alarmas comenzó a sonar, el AK-47 había dado resultado.., tras una bonita lucha teníamos en la moqueta una preciosa carpa común de 15,760kg. Importante captura por dos razones, era la primera captura de la sesión y la más importante, era el nuevo record de nuestro amigo….., Enhorabuena Marcos!!!

La mañana continuó tranquila, cosa que cambió cuando a las 15:30 horas mientras saboreábamos el almuerzo comenzó a sonar otra de mis alarmas, esta vez se trataba de la caña situada a 200 mt, tras una clavada enérgica, en pocos segundos Manzano y yo nos encontrábamos de nuevo en medio del lago luchando otro ejemplar. No se nos podía escapar……, no podía pasar lo mismo que por la mañana, esta tenía que salir…, tras una bonita lucha finalmente introdujimos en la sacadera una preciosa carpa cuero de 14kg. La piña de Sonar empezaba a dar resultados. La sesión comenzaba a ponerse dura, ya que durante el resto del día no conseguimos picada alguna, el calor y la sensación de bochorno estaban siendo determinantes, la noche no fue diferente, la actividad había descendido drásticamente.

Lunes

El segundo día resultó ser el peor y más duro de la sesión ya que no conseguimos obtener picada alguna, el día estaba nublado y hacía calor, la presión atmosférica era muy alta y los peces lo estaban acusando, prácticamente no existía actividad alguna excepto pequeñas percas dando caza a peces pasto a lo largo de las orillas.

Martes

Como todas las mañanas al amanecer estábamos en pie, y más cuando la noche anterior ha sido tranquila y habíamos descansado. El día se presentaba cambiante, intervalos de nubes e incluso algo de lluvia. Esta situación era positiva ya que haría descender la presión atmosférica y aportaría oxígeno al lago, la cosa pintaba bien teniendo en cuenta que veníamos de dos días sin actividad,….. Siendo las 8:00 h nos disponíamos a tomar el café de la mañana cuando una de las alarmas de Javi concretamente la que estaba a larga distancia comienza a sonar, por fin volvemos a escuchar las alarmas…… al cabo de unos 10 minutos teníamos en la moqueta una carpa de 10kg. No era un gran pez, pero sí muy importante ya que Javi se quitaba el bolo y la cosa empezaba a cambiar. El día trascurrió con tranquilidad y no fue hasta las 20:30 h cuando nuevamente mi alarma del cebadero de la derecha comienza a sonar, rápidamente me dispongo a clavar cuando en el mismo cachete se rompe el hilo…… no me lo podía creer…., mi cara era un poema, otro pez perdido, puff….. ¿que podía haber pasado? Tras analizar lo que acababa de suceder finalmente llegamos a la conclusión de que la línea pudiera estar dañada tras la lucha del primer día cuando arrastré la boya marcadora, maldita boya…, me había impedido conseguir dos capturas.

Tuvieron que pasar cuatro horas y media hasta que a la 1:00 h otra de mis alarmas sonó, sería otra vez la piña de la izquierda, buena picada y mala suerte de nuevo….se me acababa de desclavar otro pez…..no daba crédito a lo que estaba pasando, revise el bajo de línea y el resto del montaje, todo parecía estar correctamente, aún así monte otro bajo de línea y sin darme cuente estaba montado en la barca rumbo a la meseta que tan buenos resultados me estaba dando. Una vez el montaje estaba en su sitio me dispuse a regresar al bedchair, eso sí, con un mal sabor de boca y una sensación de impotencia…, no podía creer como de cuatro picadas únicamente había logrado sacar del agua un solo pez….., Intenté convencerme de que estas cosas pasan y nada más, que quedaban muchos días de pesca y que la cosa iría a mejor, con esa reflexión me quede dormido; y parecía que iba a ser cierto, ya que a las 5:30 horas el receptor me hizo pegar un salto de la cama. Nuevamente la piña de Sonar, la misma caña!!!, al momento de clavar estábamos Manzano y yo metidos en la barca, luchando el pez en medio del lago, momento tenso y glorioso, tenía que ganar la batalla, me lo estaba mereciendo…, el pez tiraba con energía y yo no tenía ninguna prisa, tenía que conseguirlo…, tras 25 minutos de lucha logramos introducir en la sacadera una preciosa carpa cuero que posteriormente arrojaría en la báscula 21’300 kg. El resultado de la sesión había cambiado para mí y de qué manera, nunca se puede tirar la toalla, hay que seguir trabajando ya que en esta pesca la suerte cambia de un momento a otro. Mientras pesábamos al pez una nueva carrera de Marcos, una fuerte picada intuía un buen ejemplar al otro lado de la línea, Javi lo acompañó en la barca durante la lucha, esta fue muy dura con numerosas embestidas, se trataba de un gran pez, la mala suerte hizo nuevamente presencia ya que finalmente el pez logro escapar, al recoger la línea Marcos se dio cuenta de que con razón tiraba fuertemente, se trataba de un siluro, hecho que se constató al observar como su leadcore se encontraba recubierto de las típicas “babas” tan características que deja esta combativa especie.

Miercoles

La jornada comienza con una temprana picada en las cañas de Marcos, tan solo eran las 8:00 horas de la mañana y nos encontrábamos presenciando una bonita lucha, esta vez desde orilla, no fue necesario el uso de la barca, después de quince minutos teníamos en la moqueta una bonita carpa de 13’560 kg, la cual no pudo resistirse a un snowman de Mango de Carpzone y piña de SBS. Nos encontrábamos ante una jornada que marcaría el ecuador de la sesión, la cual haciendo balance estaba resultando dura. Nuestros compañeros Gon y G-sus al igual que nosotros estaban defendiendo el puesto, habiendo sacado varias capturas, entre las que cabe destacar dos magníficos ejemplares, una preciosa carpa cuero de Gonzalo con 20’200kg y una fortísima carpa común de 19’800 kg que supuso el nuevo record personal de nuestro amigo G-sus, Enhorabuena, te lo mereces!!! Esta captura puso a prueba tanto el material como el buen hacer de nuestro compañero tras unos interminables 30 minutos de lucha…..que barbaridad...como están de fuertes los peces del lago!!!, G-sus conseguiría también un bigotudo de 26’500 kg.


Era el momento de tomar decisiones, el cebadero que se encontraba a 25 metros de la orilla no había dado resultado alguno, decidimos trasladarlo a mayor distancia, a 120 metros encontramos una zona limpia con 8,5 metros de profundidad, nuestra idea era hacer un cebadero generoso a base de pellets y boilies salados, 15 kg de una atacada a lo que ademas le añadiríamos un poco de aceite de pescado para ser mas atractivo, de ese modo intentaríamos atraer algún buen siluro. Hasta el momento todos habíamos logrado sacar peces del lago aunque Bea y Manzano no estaban teniendo suerte ya que únicamente habían conseguido sacar un par de bremas. Esto cambiaría esa misma noche……. La jornada empezó a animarse cuando nuevamente mi caña situada a 200 metros comenzó a sonar, eran las 23:45 horas y la noche estaba cerrada, de nuevo me encontraba encima de la barca junto a Manzano, haciendo lo que mas nos gusta, luchar con un buen pez al otro lado de la línea. Finalmente tras un bonito lance conseguimos capturar una bonita y redonda carpa cuero de 15’100 kg. Tras devolverla al agua y sin un minuto que perder, una vez preparado el montaje me dispuse a dejarlo en su sitio con ayuda de la barca, motor eléctrico y sonar, elementos que se hacen indispensables para obtener resultados satisfactorios.

Tras colocar nuevamente el cebo en la “fructífera” meseta y volviendo a la orilla me percato del sonido de una alarma, son las 00:15 horas, únicamente habían transcurrido 30 minutos respecto a la anterior picada….esta era nuestra noche, no había tiempo que perder. Observo dos frontales corriendo hacia el puesto 4, se trata de Marcos y Javi, una picada en las cañas de Marcos, nuevamente el Mango de Carpzone, una vez en la orilla y tras colocar la caña y tensor correctamente me dispongo a visitar el puesto 4 donde nuestros amigos se encontraban luchando con otro ejemplar desde la barca, en ese momento el receptor me indica un leve pitido en mis delkim, no podía ser!!! Se trataba de la caña que acababa de colocar hacía 5 minutos….de repente el receptor comienza a sonar enérgicamente…picada Bea, picada correeee!!!, vamos que esta la sacas tu la dije…..en cuestión de segundos Bea clavó al pez y yo me ocupé de la barca, momentos después nos encontrábamos en mitad del lago, Marcos y Javi aún no habían regresado a la orilla…, sin duda era nuestra noche, la lucha fue muy intensa ya que el pez tiraba con fuerza, una y otra vez se dirigía hacia el fondo, no fué fácil la tarea. Finalmente con paciencia Bea consiguió ensalabrar una magnifica y redonda carpa cuero, cuando regresamos a la orilla nuestros compañeros nos esperaban junto a la moqueta en cuyo interior se encontraba una preciosa carpa royal de 15’560 kg. Vaya doblete, ahora tocaba sacar la carpa de Bea y pesarla, que redonda era, que contorno…..., esta vez la báscula se detuvo en 18’800kg, no estaba nada mal…, Enhorabuena Bea!!!

De nuevo el mismo procedimiento, nuevo montaje, barca y dirección a la meseta para dejar el montaje. Era de noche, eran muchos metros, estábamos algo cansados, pero había que seguir trabajando, los peces estaban dando la cara y no íbamos a ser menos, era la 1:00 de la madrugada, acababa de colocar el cebo cuando nuevamente se arranca la misma caña. Habíamos dado con la tecla, estaban comiendo en esa zona…, lástima que el pez se vuelve a desclavar al comienzo de la lucha, son muchos metros lo que dificultan una buena clavada. La suerte iba a cambiar para Manzano, eran las 2:30 horas cuando su caña de la derecha comienza a sonar enérgicamente, había confiado en el AK-47, nos levantamos a toda prisa, él a por la caña y yo a la barca, el hueco es muy pequeño y no podíamos arriesgar. Me apresuré en recoger a Manzano, el pez estaba tirando con fuerza y había muchas líneas en el agua con las que poder liarse, desde fuera la lucha sería mas limpia, por la forma de moverse y sacar hilo podíamos presagiar que se trataba de un gran ejemplar. No era momento de ponerse nervioso, este pez va a ser tu record le dije, vamos David te lo mereces…., tras una bonita y dura lucha de 30 minutos logramos ensalabrar una preciosa carpa cuero que arrojaría en la báscula 19,800kg….Enhorabuena Manzano nuevo record personal!!! Para terminar esta gran noche nuestro amigo Marcos consiguió otra captura de 13’750kg.

Jueves

Tras la frenética noche pasada el día tubo que esperar a que diéramos señales de vida, el cansancio se hacía notar, pasamos la mañana comentando lo sucedido en la noche anterior. Parecía que los peces se habían tomado un descanso, era el momento de cambiar cañas y buscar nuevos “Hot Spots”, colocando cañas en zonas complicadas poniendo a prueba nuestro material. Había que conseguir mas picadas, y lo mas importante, queríamos ver esturiones. Durante la tarde recibimos la visita de nuestros compañeros Gon y G-sus los cuales nos comentan que tienen que marcharse a la mañana siguiente, la pesca se les estaba dando bien, habían logrado capturar varias carpas siendo las mas significativas dos de 16,500kg y 16,700kg y algo que de momento nos estaba privando el lago, dos esturiones, un diamante de 21 kg y un Baerii de 18’800kg.


El día pasó sin obtener picadas, fue durante la noche cuando de nuevo se activaron los peces obteniendo alguna captura mas. Estando dormido comienzo a escuchar unos gritos, entre sueños consigo reconocer que es mi nombre, son las 3:30 h de la mañana, despierto a toda prisa a Manzano. Es Javi el que me esta llamando, corriendo salimos del refugio y nos dirigimos a toda prisa al lugar de donde provienen las voces. Están en el puesto de Marcos, le dije a Manzano. Corremos al lugar y nos encontramos a Marcos y a Javi empapados tirados en el suelo casi sin poder respirar ni hablar….puff….el corazón me dio un vuelco….¿que ha pasado?, estáis bien? Observamos que la barca estaba junto a la orilla del revés, habían volcado!!! Cuando recobraron el habla y se nos pasó un poco el susto a todos nos explicaron que tras meterse en la barca a luchar un pez, ambos se inclinaron hacia el mismo lado de la barca, si a eso le sumamos el carrete cerrado y un fuerte tirón del pez…..al agua. Esos 30 segundos fueron agónicos, estaban junto a la orilla, no hacían pie, la ropa empapada pesa mucho y tira para el fondo del lago, creían que no salían de esa….Por suerte todo quedo en un susto y una anécdota más que contar….Yo he tomado nota de lo sucedido, espero que los demás hagáis lo mismo. La noche se cerró con una nueva captura de 16’500kg de Javi. Eran las 5:30 h de la madrugada y entró a un snowman de mango de Carpzone con piña de SBS, después de lo ocurrido se merecía haber sacado el tapón del lago…….

Viernes

Comenzaba la última jornada de la sesión. Durante la mañana entre bromas y risas comentábamos el suceso de la madrugada pasada. Por suerte todo quedaba en una anécdota. Sobre las 11:00 h recibimos la visita de nuestros amigos Gon y G-sus, era hora de partir hacia España, muy a su pesar, ya que su puesto seguía teniendo mucha actividad, hecho por el cual llegamos a la conclusión de sacar dos líneas al puesto Nº 6, 400 metros separaban nuestras cañas de la zona caliente donde nuestros amigos habían obtenido la mayoría de las capturas, era el momento de quemar los últimos cartuchos, 24 horas nos separaban de nuestra marcha del lago y ni rastro de los esturiones.

Tras la marcha de nuestros amigos y sin un minuto que perder nos pusimos manos a la obra sacando dos cañas del cebadero del centro el cual no dio un solo pez, montamos los plomos mas pesados de que disponíamos debido a la gran distancia y pescar con monofilamento, 160 gr los cuales se iban a encargar de proporcionarnos una buena clavada y el mismo montaje que nos había dado resultado hasta ahora. Sin darnos cuenta nos dirigíamos rumbo al puesto Nº 6 con mi primera caña, sondeamos la zona y en el lugar apropiado dejamos el montaje, la zona estaba llena de peces, buena señal. Hicimos exactamente la misma operación con la caña de Javi, con la única salvedad que llegando a la orilla nos quedábamos casi sin hilo en el carrete, comenzaba a verse el fondo de la bobina, madre que nervios...., no llegábamos, tendríamos hilo suficiente?, Finalmente fue posible, quedaban escasos 10 metros en la bobina, los que iban a obligar a dormir a Javi al lado de las cañas (Foto carretes).

Eran las 15:00 h del mediodía, el día estaba soleado con una temperatura excepcional, mis compañeros se acomodaron en sus sillas junto a las cañas observando el majestuoso paisaje que nos brindaba el lago, mientras yo regresaba en la barca de dejar la caña de la izquierda, llegando al puesto aún a 30 metros la alarma de mi caña de larga distancia comenzó a sonar. Rápidamente Manzano que estaba justo detrás del tripode clava y comienza a gritarme que me diera prisa, vaya 30 metros interminables, el motor electrico a tope, llegando a la orilla practicamente le lanzo a Javi la caña que acababa de dejar en la meseta, Manzano se monta en la barca, me pasa la caña y se pone a los mandos del motor rumbo al puesto Nº6, aún con tantos metros de distancias notaba al pez tirando, debía ser una buena pieza pensamos.

Mientras recuperábamos línea el pez se empeñaba en escorarse hacía su izquierda, lugar en el que se encontraba sumergido el tronco de un árbol donde nuestros compañeros perdieron un par de peces. El pez sabía que el perdedero estaba allí y luchaba con todas sus fuerzas para alcanzarlo, no podíamos permitirlo, forzamos la línea para que eso no se produjera, fueron momentos muy tensos ya que el material estaba al límite, maniobramos con la barca en dirección opuesta para sacarlo de la zona crítica, y así fue, logramos sacarlo a la zona limpia donde podríamos lucharlo con mas tranquilidad, la lucha estaba siendo preciosa, no sabía lo que teníamos al otro lado de la línea pero era grande, el pez tiraba con fuerza y costaba trabajo recuperar línea, una y otra vez el pez emprendía carreras al fondo, con paciencia y buen hacer lo fuimos acercando a la barca. Nos encontrabamos justo en medio del lago, junto a la varilla de separación de los puestos, ya quedaba poca línea por recuperar, el nudo del puente de 20 metros entraba y salia una y otra vez de la bobina, lo teníamos hay debajo de la barca, vamos no se nos puede escapar!!!….me decía Manzano con la sacadera ya en la mano. "Preparate que esta cerca le dije…". De repente vemos aparecer debajo nuestra un enorme lomo negro…, es un esturión tramontanus!!!, me grita Manzano, el corazón me bombeaba a mil pulsaciones, tanto tiempo pensando en ese momento y hay estaba, debajo de la barca luchando, era impresionante, precioso, majestuoso, que cosa mas bonita, solo una cosa quedaba, introducirlo en la sacadera, cosa que Manzano hizo a la perfección….YES COME ON!!!!!!

Después de 45 minutos de lance hay estaba en la red, era nuestro, el esfuerzo había merecido la pena, la alegría me desbordaba, que sensación de felicidad, había conseguido mi sueño, sacar uno de los “tesoros” de Iktus. Una vez llegamos a la orilla todo fueron felicitaciones, risas y alegría, joder!!!....que bonita es esta pesca…, con rapidez pesamos al animal arrojando en la báscula un peso de 23’800 kg. Pasando posteriormente a la sesión fotográfica y puesta en libertad, decir que estos peces son muy delicados y hay que tomarse su tiempo para que se oxigenen bien, cosa que no me importaba ya que estar hay en el agua con él es alucinante.

Una vez volvimos a la normalidad, cosa que sinceramente me costó, repetimos la maniobra, barca, montaje y cebo rumbo nuevamente a la zona caliente del puesto 6, esta vez me acompañó Marcos para ver de cerca la zona, no había tiempo que perder, los peces estaban allí comiendo, podíamos sacar otro esturión. Ya que había completado las expectativas de mi sesión le comenté a Marcos que si volvían a picar en esa caña le tocaría a él, haber si con un poco de suerte pudiera ser otro esturión. Decir que el resto de componentes de la sesión ya sabían lo que era sacar esta especie, por tanto era al único que le faltaba tan bonito recuerdo. Eran las 16:30 horas de la tarde cuando mi caña nuevamente se arrancó, tan solo habían transcurrido 15 minutos desde que dejamos el montaje, vamos Marcos hay lo tienes!!! Nos subimos a la barca y comenzó la lucha, rápidamente nos dimos cuenta de que no se trataba de ningún pez de tamaño, una pequeña carpa de apenas 10 kg había mordido el anzuelo, allí mismo en el agua la liberamos y cambiamos un montaje que previamente teníamos preparado. La distancia es larga y no se pueden hacer viajes en valde, de nuevo dejamos el montaje en su sitio, echamos un poco de propaganda y al puesto. Cuando nos quedaban 100 metros vimos a nuestros compañeros corriendo en dirección a las cañas del cebadero de la derecha, le tocaba el turno a Bea, una de sus cañas sonaba con fuerza, tras clavar tocaba subir a la otra barca. Comenzaba una buena lucha, aún en nuestra barca observando el lance vemos saltar por encima del agua un precioso esturión Baerii, era de color negro y parecía un misil, vamos Bea tiene que ser tuyo!!! Cuando conseguimos llegar a la orilla la lucha continuaba, el pez estaba fuerte y no le estaba poniendo las cosa fáciles a nuestra amiga. Finalmente tras una bonita lucha el pez estaba en la sacadera; felicitaciones, risas, alegría, pesaje, sesión de fotos y devolución al medio, fue el orden de acontecimientos que se sucedieron, 15 kg de oro negro. Enhorabuena Bea.

Durante el resto del día no conseguimos ninguna picada mas, las cañas estaban en su sitio, los peces comiendo, la temperatura acompañaba, en cualquier momento una alarma rompería el silencio, y así sucedió cuando a las 22:30 horas de la noche comenzó a sonar una de las alarmas de Manzano, lástima que se le desclavó.

No tardamos mucho en acostarnos ya que al día siguiente nos esperaba el nunca deseado viaje de regreso a casa, había que descansar, pero los peces parecía que no estaban de acuerdo. A las 00:00 horas comienza a sonar una de mis alarmas, de nuevo la caña de la meseta, la piña de sonar, lamentablemente al igual que a mi compañero se me desclavó al poco tiempo de pulsearla. Debido a la hora y el cansancio opte por lanzar la caña y no llevarla con la barca, a sabiendas de que con casi total seguridad no obtendría picada alguna. Lo primero era descansar ya que el camino de vuelta era largo, de nuevo volví al bedchair y cuando no hago mas que cerrar los ojos la alarma roja comienza a sonar con mucha fuerza, es la caña de larga distancia, tras un potente cachete estoy en contacto con el pez, lo noto moverse pese a la distancia, puede ser bueno, Manzano me acompaña en la barca, recorrer 400 metros por la noche se hace largo. Empiezo a notar como el pez tira con mucha fuerza, la maniobra se vuelve complicada debido al fuerte viento. Cuando nos queremos dar cuenta estamos luchando el pez desde la orilla del puesto 6. El viento nos había arrastrado hasta alli, no pasa nada el pez sigue al otro lado de la línea tirando con muchas ganas, fuimos poco a poco recuperando línea esperando alumbrar a un gran ejemplar debido a la forma de luchar, cuando cual es nuestra sorpresa de que se trata de una carpa comun de poco mas de 10 kg, increible que manera de luchar, si se me llega a escapar digo que era de las grandes, como estan de fuertes los peces de Iktus!!!

El resto de la noche trancurrió con un par de picadas declavadas y una bonita carpa cuero de 14’800 de nuestro amigo Marcos. Finalmente y muy a nuestro pesar comenzó a clarear, era el día de nuestra marcha y tocaba recoger todo el material, con tan buena suerte que nos recibió lloviendo generosamente, hecho que habíamos estado esperando durante toda la semana con el fin de que se oxigenara el agua y la consiguiente bajada de presión lo que presumiblemente hubiera hecho activarse mucho mas a los peces y no hubieramos sufrido ningún día de paron como los acontecidos, pero que le vamos a hacer, esta pesca es asi de caprichosa.

El balance final de la sesión había sido positivo, nos sentíamos realmente realizados y felices de haber defendido el puesto pese a no haber sido una buena semana, creo que hizimos todo lo que estaba en nuestras manos y trabajamos el puesto sin escatimar en nada, los resultados fueron satisfactorios ya que Marcos y Manzano batieron sus record personales de carpa, Bea saco un esturion Baerii y una buena carpa que rondo los 20 kg, Javi sacó un par de carpas buenas y yo que os voy a contar, carpa de 21’300 kg y el esturión Tramontanus, que mas se puede pedir?………

Finalmente tras pegarnos una buena ducha en los Bungalows que dispone Iktus, despedirnos de nuestro buen amigo Jeremy y echar la última visual al lago, lo abandonamos con pena pero con el pensamiento de volver lo antes posible, aún quedan muchos tesoros que sacar de sus aguas.


 foro