Punto de inflexión

Diciembre 2014. Edu Zancada. No hace falta que haga una disertación sobre las fechas en las que nos encontramos. Personalmente creo que se trata del mejor momento del año, junto con la prefreza primaveral, pues ahora mismo todos los ciprínidos encuentran una temperatura de agua más que óptima, saben que llega el invierno en breve y únicamente se dedican a consumir crustáceos en grandes cantidades y demás alimentos, con el fin de obtener esas capas de grasa que les permitirán afrontar el invierno. 

Que ilusión poder capturar ahora esas carpas de ese lago/embalse /río, que este mismo verano nos entretenían con dos o tres kilos de menos, ¿no? Pues ahora es el momento de pillarlas más regordetas y fuertes, con una librea no tan perfecta como la que tendrán en invierno, pero sí en buenas condiciones. Respecto a los cebados, ahora mismo y con estas semanas de lluvias no tenéis que preocuparos, no os cortéis, se lo comerán todo (con excepción del que pesque en pequeños escenarios con muy poca densidad de peces).

Ahora mismo me encuentro a pie de embalse, diluviando y después de haber pasado una noche toledana, diluvio universal, pero ellas han dado la cara, aunque me haya quedado sin ropa de repuesto de las veces que he salido del oval y me encuentre aquí cual náufrago esperando a que mi ropa se seque, os puedo transmitir en vivo y en directo mis opiniones sobre esta época otoñal de pesca. Recordar una vez más, que este furor que tienen los ciprínidos en el otoño, habrá que vigilarlo, pues según vaya entrando en invierno en cuestión de semanas, esos sacos de boilies, semillas y pellets que se arrojan a las aguas, habrá que ir reduciéndolos progresivamente con el fin de ofrecer a los peces lo que demanden, pues no queremos que nuestro hair se vea rodeado de infinidad de boilies a su alrededor y escasos peces con baja actividad por una brusca reducción de las temperaturas en estas fechas. Será en este punto de inflexión, cuando debamos cambiar las estrategias de cebado, ofreciendo menos cantidad pero con mucha calidad.

Boilies duces o salados

Las fechas veraniegas han pasado y los boilies dulces he dejado de usar por el momento, pues los prefiero para fechas primaverales y veraniegas. No estoy juzgando si funcionan más o menos el dulce o el salado (de esto podríamos hablar durante semanas), simplemente es mi opinión. 

Lo que sí es cierto, es que un sabor salado como puede ser el Marine Halibut, el nuevo sabor The Crave o un mítico Robin Red de Dynamite baits, demuestran sacar más peces de lo normal si lo comparamos con muchos de los sabores dulces de la marca, que demuestran su máxima eficacia en fechas más primaverales y veraniegas y que algunas veces se limitan a ser un capricho dulzón para nuestras carpas. Lo más importante es que identifiquen las bolas que usemos para cebar, como un aporte necesario y casi imprescindible de proteínas, que lo identifiquen como alimento de fácil acceso y que no querrán rechazar bajo ninguna circunstancia.

Como continuación sobre los sabores de las bolas, decía que los sabores salados ocupan actualmente la mayoría de mis hairs, cebos con aporte de nutrientes, grasa, proteína, me van muy bien. Ahora mismo tengo tres grandes en mis macutos cuanto voy a sesiones de pesca como esta, el Source (no hace falta que diga nada sobre este boilie, es mágico y no conozco a ningún pescador que diga otra cosa) el Robin Red (peces, peces y más peces, un rojo intenso, salado con pimienta, impresionante) y finalmente para los locos como yo del barbo, el GLM (mejillón verde puro, ya sea en río, embalse o lago, es mortal, un olor muy fuerte y su color verde natural es muy discreto para una buena presentación).

Respecto a los sabores dulces, únicamente los uso en inverno en tamaños de 15mm popup para hacer snowmans junto con un boilie salado fondante de 20mm, simplemente para la curiosidad y para darle un toque dulce al salado. 

Finalmente y para romper la rutina, me funciona muy bien últimamente en un spot que tenga precebado con boilies de pescado, introducir una caña con dos boilies dulces, ya sean del mismo sabor o una mezcla de ellos. Para este último tipo de presentaciones, una mezcla de banana con piña de Dynamite es mortal.

Actualmente podemos hablar de una excepción en cuanto a sabores y épocas se refiere, se trata de los Monster Tiger Nut Red Amo, estos nuevos boilies de alta gama incorporan el sabor clásico de la chufa, añaden como innovación el fruto dulce red Amo, dándole al boilie un increíble aroma dulce, cremoso, de nuez afrutada inconfundible, todo esto sin olvidar la tonalidad natural que portan estas bolas, tonalidad que les costó bastante añadir en Inglaterra a estos cebos con el fin de que aparentasen naturalidad y un cebo que llevaba muchas horas bajo las aguas (una tonalidad clara descolorida).

Una vez que decidieron añadir esta nueva fruta a los componentes del boilie de chufa, se dieron cuenta del potencial que habían conseguido. Pronto decidieron ponerlo a prueba y este boilie consiguió capturar a muchas de las carpas más difíciles de los lagos ingleses, así que podemos decir que nos encontramos ante un Number One.

Sus ingredientes son la Nueva fruta Palatant, harina de chufa, leche de chufa y dulce de vainilla palatant. Como podréis imaginar, estos boilies hacen un paréntesis en cuanto a la época en la que se deben emplear, pues por un lado tenemos el sabor y aroma dulzón para las épocas de calor, junto con la clásica chufa, elemento que nos ayudará incluso en las fechas invernales en multitud de ríos españoles. Estoy seguro que este cebo seguirá dando mucho de qué hablar, marcando la diferencia en los ríos en los que las grandes carpas buscan incesantemente unas cuantas chufas sueltas.


 foro