En busca de las Scaled

Octubre 2013. Gonzalo Gil. “Scaled” significa escamoso y en nuestra pesca relacionamos rápidamente esta palabra con una variedad de carpa llamada “full scaled”, característica por poblar su cuerpo de inmensidad de escamas. Este pez es adorado en Reino Unido y en Francia y poco a poco me voy percatando que ocurre igual en España. Al menos en mi caso, siento devoción por esta variedad de carpa respecto a las clásicas royales y comunes. 

Me gusta el dibujo de su cuerpo, la forma y ubicación de escamas, el color que presenta en su vientre, en definitiva, en la mayoría de las ocasiones dejo atrás la obsesión de conseguir un gran ejemplar y busco el ejemplar único, el distinguido. Del mismo modo, me fascinan las lineales, escasas en España (al menos lo que he podido ver). Con esta premisa, arranca una aventura que tuvo lugar un fin de semana de Octubre en la provincia de Zamora, en la laguna de Monte La Reina, un bonito paraje situado cerca de Toro en la vega del Duero. Era la primera vez que lo visitaba y esta vez me acompañó mi amigo Borja (Demitical), un auténtico apasionado de esta pesca . Contactamos con Fran, gerente de la tienda salmantina de Ciprínidos, y rápidamente nos buscó un hueco para poder visitarle. Sabíamos por alguna foto de la existencia de scaled en ese lago y nos apasionaba la idea de conseguir una de buen tamaño. 

Llegamos el viernes a poco de anochecer, pero con suficiente luz para poder ver tranquilamente el lago, su entorno, sus orillas, sus puestos, su actividad… Fran había llegado a las 2pm y había tenido varias picadas obteniendo bonitas capturas, las cuales pudimos ver por medio de Whastapp, un medio que ha facilitado el intercambio de fotos entre pescadores casi a diario. ¡Bendita tecnología! 

Fran había preparado a conciencia el puesto (swim 3) desde el mismo lunes arrojando boilies y semilla en gran cantidad, por lo que a la vista de sus capturas estaba funcionando. El sabor elegido fue Krillam de la marca española Vitalbaits en formatos 20, 24 y 30mm, empleando también Krillam en líquido para bañar literalmente tantos los boilies como la semilla (chufa y trigo). ¿Por qué tamaños tan grandes? Porque la boca de los peces del lago es desproporcionada amén de una genética más que interesante. También elegir ese tamaño de boilie es una forma de discriminar al carpín que puebla el lago aunque a veces no se consiga por su avaricia y acabe clavándose muy “a ambos pesares” en el anzuelo.

Análisis iniciales

Las cañas las lanzaríamos en el cebadero central (unos 50metros) y a la otra orilla (150m). Acompañaríamos cada caña con su correspondiente malla de stick mix bañada en estimulantes y atrayentes (Krillam, Amino AK47, GLM, etc.). Los anzuelos tipo Wide Gape del 4-6, bajo de longitud corta de 35LB y separación de hair suficiente para boilies de gran tamaño. No usaríamos puente, únicamente leadcore. Ahora vendría el dilema… 

El lago tiene una capa gruesa de cieno que provoca que nuestros plomos se entierren si lanzamos las cañas desde orilla y el gramaje es alto (a partir de 80gr considero), aspecto que nos fuimos dando cuenta a medida que lanzábamos las cañas. A darle a la cabeza. Fran nos explicó que el usaba plomos de 40-50gr con bolas de 30mm y que la efectividad de picadas era alta. Usaba foam en el anzuelo para un descenso progresivo hasta el fondo. 

Nosotros nos decidimos por usar el barco en las distancias largas con plomos de máximo 90gr, situando éste encima de todo el cebado lo que haría de “cama” en el descenso. Ahora bien, los de lance era lo que nos preocupaban ya que o usábamos plomos ligeros o “nos la jugábamos”, así que pensamos en diferentes estrategias como bajos largos, flotantes altos, mallas repletas de foam, rigs tipo zig o chod, etc. Todos eran buenas soluciones, pero no nos dio tiempo a probarlos y decidimos sacar todas las líneas con barco cebador ya que teníamos baterías de repuesto y la distancia era corta. Ahora bien, para la próxima vez me llevo mis chod rigs preparados con mis artificiales y flotantes en los que confío. Sigo siendo reticente a los ruidos y ondas que los barcos provocan debajo del agua… serán manías mías. ¡Ojo, no siempre! 

Meteorología

Cambio de tercio. Justo el viernes a nuestra llegada las temperaturas descendían 8 grados de máxima y se esperaba para la noche del sábado 4 grados de mínima. Vientos fríos que mucho nos temíamos afectarían a nuestra pesca. Días antes, con 25-26 grados los peces estaban dando la cara….

Convivencia

No estaríamos solos, todos los puestos estaban ocupados, aspecto que ya sabíamos y que Fran nos comentó y nos pareció bien, ya que se trataba de hacer una jornada de convivencia con varios miembros de la sociedad Monte La Reina. Estuvo muy bien, hicimos todas las comidas juntos y pudimos conocer muchos detalles del lago: su historia, sus capturas, sus anécdotas… En definitiva, una grata experiencia que por su puesto repetiríamos y que nos hicieron conocer gente estupenda. Desde aquí un fuerte abrazo para todos compañeros de sesión. 

Objetivo: Scaled

Pues a pesar del cambio de tiempo y el número de líneas que había en el lago, la aventura nos deparó momentos estupendos, con un balance de casi 20 peces entre mi compañero y yo con una media interesante (7KG). Fran también clavó casi una decena. Es cierto que salieron carpines entre ellos pero bueno, entre estos pezqueñines, siempre se dejaba ver una buena carrera de carpa. Lo que si es verdad es que el hábito cambió con nosotros. Si la semana anterior las carpas comían durante el día, nosotros concentramos casi todas las picadas durante la noche. Acabamos muy cansados, pero valió la pena. 

Las carpas proporcionaron una lucha bárbara a pesar de la profundidad del lago pero lo que realmente sorprendió fue la genética y belleza de las capturas. Increíble. Se sacaron comunes, royales y varias full-scaled que eran realmente preciosas y sobre todo, estaban intactas. Por las fotos que había visto, las comunes eran más predominantes y las de mayor tamaño (14KG en adelante). Lo sorprendente era ver las grandes full o las royales. Queríamos llevarnos a Madrid un bonito ejemplar de scaled y fue así como tanto nosotros como los compañeros de sesión pudimos hacerlo, haciendo unas bonitas fotos al final del domingo. 

Compañerismo

Siempre he opinado que la pesca tiene un alto componente de suerte y esta vez me tocó a mí saborear una captura así pero mañana seguro será a mi amigo Borja y pasado a otro amigo mío. Lo realmente importante es ver como tus compañeros disfrutan como tú de la captura y hacen el esfuerzo por ayudarte a cobrar el pez sea la hora que sea, por hacerte la foto que te gusta después de haber tirado 20, por entender tus cabreos cuando pierdes un pez, por hacer la comida o fregar la loza si te notan cansado, etc. Al final te das cuenta que quien tienes al lado finde tras finde tiene más paciencia contigo que con los peces y eso es impagable. No nos damos cuenta de esto cuando se empieza, pero si cuando han pasado años. ¿Te acuerdas de…? Al final la pesca son recuerdos o mejor dicho “batallas” como dice mi abuelo y los recuerdos buenos nunca te cansas de repetirlos.

Opinión

Creo que Las Lagunas de Monte La Reina es un escenario perfecto para disfrutar del carpfishing con interesantes retos para el pescador técnico. El suelo plantea dificultades, la presencia de otras especies como carpines también, el escenario tiene particularidades (una isla, varias zonas de juncos totalmente separadas, profundidad constante, etc.). En definitiva, una mezcla de factores que hace que tengas que destinar tiempo y cabeza en conseguir atraer a los grandes especímenes que habitan. Mientras lo intentas, tienes ejemplares que van a amenizar tu jornada por lo que considero que es una visita divertida y garantizada. Escribiendo estas líneas ya estoy mirando fechas para probar cosas diferentes… es lo que tiene esta pesca, ¡que engancha demasiado! Que lo disfrutéis.

monte15

foro