Primera cambiante

Junio 2012. Gonzalo Gil. Después de un invierno corto pero muy frío, se “inicia” la primavera con temperaturas en Marzo al borde del bañador. De golpe, todo cambia y tras unas lluvias que parecían no acabar, entra de nuevo un temporal donde la nieve vuelve a las cumbres más altas. Transcurre una semana y se vuelven a imponer altas temperaturas. En definitiva, ¿qué le ha pasado a esta primavera que ha alterado nuestra vida y por supuesto, la de nuestros peces?

revista

La ciencia

Al parecer todo está relacionado con las alteraciones del "chorro polar" o "corriente de chorro" que siempre circula a unos 10km de altitud en el hemisferio norte. La corriente forma meandros y sus oscilaciones inyectan aire procedente del norte o del sur, dependiendo del punto de la fase de la onda, generando que los vientos sean más fríos o húmedos, o más cálidos o secos. El chorro se viene comportando de manera anómala en los últimos años, probablemente por el calentamiento global y el derretimiento del hielo de los polos.

A esta matización científica, quiero añadir mi opinión a pie de agua, donde tan pronto cogía el traje de invierno con el wader cómo los zuecos y las camisetas. Quizá muchos de vosotros se identifique con estas líneas y eche ahora una sonrisa pero bien es cierto que el desconcierto por el desove de nuestras carpas este año ha sido la pregunta más lanzada en las orillas y en los foros de carpfishing.

camb1

camb6

Efectos

Durante el mes de Marzo he podido presenciar cómo el tiempo “ha cortado” el desove dentro y fuera de nuestro país. Si bien se aparearon durante 2-3 semanas, en cuestión de un par de días los pescadores nos veníamos a casa con la tristeza de haber disfrutado sólo de un día de pesca. A todo esto, con mis preocupaciones por la estabilidad meteorológica, me llega la desagradable noticia de Horno. No fruto de mi asombro, me llegan también noticias paralelas de otros embalses no tan “nombrados” como éste de que las viremias han hecho presencia. Una verdadera lástima.

Únicamente la mayoría de los tramos de río se han mantenido regulares en cuanto a capturas y el desove se ha pospuesto a finales de Abril como venía siendo regularmente, pero en embalses, donde orillas poco profundas hacen coger temperaturas agradables en cuestión de días, es donde más ha afectado estos cambios de tiempo.

camb2

Las experiencias

He podido pescar, y mis compañeros también, unos días por Francia y otros por España y los resultados sólo se han conseguido con la estabilidad meteorológica. Ahora, a mediados de Mayo, han desovado en Iktus, por ejemplo, y mi visita fue hace mes y medio con cerca de 500 carpas en la cola preparadas para la freza que se esfumaron en cuestión de horas al llegar el descenso de 12grados en las temperaturas máximas. Conseguí 4 carpas en 1hora nada más llegar para no verlas el resto de los días. Mi compañero Javi de Palencia fue una semana antes a un lago del centro de Francia que estaba completamente helado con temperaturas máximas de -6ºC. Los dos últimos días, cuando empezaban a descongelarse las orillas al salir el sol, se consiguió una carpa con 27KG.

En España, la única semana de Abril que el tiempo volvió a ser agradable después de las nevadas de Semana Santa, se consiguieron peces escandalosos por toda España, y los más sonados en Extremadura. No ha sido extraño ver y oír sesiones de vértigo con muchas carpas por encima de los 20KG.

En definitiva, echo de menos las primaveras de antaño, donde el frío de invierno daba paso a intensas lluvias que llenaban los pantanos y dónde el buen tiempo llegaba con los días de forma estable, poco a poco, sin altibajos como los de ahora. Está claro que la modernidad está afectando al clima y con ello al comportamiento de nuestros peces que bastante hacen con sobrevivir muchas veces a estos cambios.

camb3

La administración

Muchas veces pienso que los organismos que velan por el cuidado y mantenimiento de los embalses y sus peces deberían ser conscientes de que, quizá, se podría prever enfermedades que surgen muchas veces de estos cambios climáticos. Si por ejemplo, la viremia primaveral que afecta a las carpas, por lo poco que se y pido perdón si no estoy en lo cierto, se debe al paso repentino de temperaturas frías a cálidas sin soporte alimenticio, se podría luchar contra este mal con soluciones químicas contrastadas o simplemente con el abastecimiento puntual de comida compatible con el medio en el que habitan. Estamos hablando en muchos casos de ejemplares de +25KG con muchos años de vida.

Pagamos tasas anuales por pescar, muchas veces permisos para pescar en cotos, y desgraciadamente sólo vemos movilizaciones verdes para “corregir” nuestro comportamiento ilegal de pernoctar y pescar en horas nocturnas. Pues, en mi opinión, el mismo interés que se demuestra burocráticamente en evitar que disfrutemos de los medios naturales en horas y forma no autorizadas, deberían aplicarlo para conservar los mismos (incluida su fauna) en intactas condiciones, estudiando y previendo con tiempo los riesgos que pueden provocar la inestabilidad meteorológica.

Nada más, simplemente aprovechar el espacio que nos ofrece Webcarp en su revista para reclamar apoyo, ya no sistemático que sería lo aconsejable, sino puntual en determinadas situaciones que agentes externos como el clima pueden impactar negativamente en nuestra pesca.

camb4

camb5


 foro