Pata negra extremeña

Junio 2006. David Molina. Todo empieza con la obsesion de sacar una de las grandes carpas en uno de los pantanos extremeños más díficiles: Orellana. Me lo habia propuesto seriamente, era un reto en el que no podia fallar y en el que había puesto muchas ilusiones y expectativas. Tuve unos vecinos muy internacionales.

Elección del embalse y la zona

Como todos sabeis, en Extremadura hay un gran número de embalses en el que habitan grandes carpas. Elegí uno que es conocido por su cantidad y calidad, y por el mérito que tiene sacar una carpa en este embalse ya que es muy complicado y las carpas son demasiado fuertes. Para elegir la zona lo tuve menos complicado ya que estabamos en primavera y la idea era buscar zonas poco profundas y cerca de la cola del embalse ya que las carpas eligen esas zonas en esta epoca del año para el desove. Me dirigi a la cola del embalse en busca del puesto de pesca para esta jornada. Después de mirar varias zonas opte por un peskil cerca de la cola principal.
 
F1000001 F1000003
Todo era perfecto, una gran cola una profundidad media de 3 metros y con una gran isla en el centro repleta de arboles sumergidos. Era un lugar perfecto, muy propio de los grandes ejemplares que buscan defensa y cobijo en esta época. El fondo tambien era bueno. Cerca de las orillas, como a unos 15-20 metros, el fondo era como un campo de golf repleto de algas, zona con mucho alimento para las carpas como algas, cangrejos , etc.., y lo más importante, en el centro de la cola (me refiero a la caja del rio) era una zona de grava limpia, lugar perfecto para presentar durante las pesca mis montajes .


Precebado del puesto

Como la idea era pescar 5 dias consecutivos, decidi precebar 2 dias antes de mi llegada, y como vi buena actividad de peces por la zona no repare en quedarme corto con el cebado. Un total de 20 kg de semillas (maiz , trigo, cañamon, habas, chufas, boilies de diferentes sabores como banana, scopex y tuti fruti). Para cebar, utilice la siguiente estrategia: Con un pato, me dirigi hasta la zona elegida, unos 80-90 metros de la orilla donde reparti los 20 kilos de cebo. Así de fácil.

Empieza la acción

Llegué el lunes por la tarde, y cual sería mi sorpresa al encontrarme a dos individuos cerca de mi cebadero. Me acerque para hablar con ellos y resultó que eran ingleses. Más o menos nos entendiamos y despus de hablar con ellos empezamos una relacion que más tarde entablaria una gran amistad. Como era tarde decidi montar el equipo y pescar directamente. Cebaria el puesto solamente con bolsas de PVA y los cebos a emplear serian maiz y boilies de los cebados dias antes.

Ya lo tenia todo montado y me dispuse a cenar , cuando de repente picada!, una de mis cañas empieza a sonar, clavo y empieza la pelea. Después de un rato de lucha consigo ensalabrar un pez que más tarde pesaria 14,800 kg. Los ingleses no salian de su asombro. Esa noche prometia y estuvo bastante movidita. A la mañana siguiente teniamos en los sacos 9 peces de más de 10 kg : 11,300  -  12,500 - 12,900 - 13,100 - 13,600 - 14,500 - 14,800 - 15,200 y 15,500 kg. Increible. Sesión de fotos y al agua de nuevo.
 
F1000007 F1000016
Habia notado gran actividad de cangrejos en la zona ya que los cebos salian roidos, por eso todas las tardes teniamos que meternos en el cebadero para volver a recebar con unos 15 kg de granos , y la tecnica a seguir fue empleando boilies de goma con su respectivo remojo, maíz de goma tambien, chufas etc. Después de pasar un par de dias observando el comportamiento de los ciprinidos la conclusion era la siguiente: toda la actividad era por la noche ya que por el dia los peces permenecian apostados en los arboles sumergidos que había en la isla.

Todas las noches fueron similares a la primera con una media de peso de 13-14 kg. La cuarta noche estabamos reventados ya que no podiamos más. Sobre las 2 de la mañana una de mis cañas empieza a sonar. Me levanto y clavo. Empieza la lucha. Después de varias carreras consigo acercarla a la orilla. Yamaba a los ingleses para que me echaran una mano pero estaban cansados y no me escuchaban. Yo solo ante el peligro. Cuando me disponia a metrela en la sacadera de repente la otra caña suena.  No sabia que hacer con un pepino en la orilla y otro en otra caña. Finalmente la introduzco en la sacadera, la dejo en la orilla y clavo la otra carpa. Aprieto el freno ya que me había sacado muchos metro de hilo y no quería que se me enganchara pero era imposible la carpa era muy fuerte y no pude frenarla. Finalmente se metió en los arboles sumerguidos y no pude sacarla. Me quedé sin palabras. Dejé la caña sobre el tripode y me dirigi hasta la sacadera para ver la otra carpa. Cual fue mi asombro cuando deposite sobre la moqueta una preciosa comun de 17,600 kg. No quería ni pensar lo que pesaria la otra.

A la mañana siguiente, los ingleses se tiraban de los pelos con semejante ejemplar que seria la pieza mayor de la jornada. Esa noche transcurrió con varias capturas más de la media.
 
inma ingles

Se acaba lo bueno...

La sesion de pesca llegaba a su fin con un resultado de 57 carpas de más de 10kilos entre tres tripodes y 5 dias, nada mal. La mayoria de las capturas fueron carpas comunes exceptuando dos royales de 10 kg y otra de 11,500kg. También salieron unas 15 tencas con pesos cercanos a los tres kilos aunque algunas los superaban, una verdadera pasada. Entablé una buena amistad con los ingleses y aprendi bastante en cuanto a lo que montajes se refieren. HABIA SIDO UNA JORNADA PARA NO OLVIDAR. Una semana más tarde volví a disfrutar...


foro