Tensores luminosos

G-SUS. Aquí presentamos un producto artesanal que nos permitirá disponer de swingers luminosos y así poder usarlos en el extranjero o en concursos donde la nocturnidad esté permitida. Sin duda alguna, la luminosidad de un tensor nada tiene que ver con el único led que suelen llevar las alarmas del mercado por lo que nos ayudará a distinguir rápidamente la caña a tomar.

Normalmente, en la práctica del Carpfishing los pescadores emplean tensores o swingers sin luz, sobre todo aquellos que aprovechan siempre la luz del día para disfrutar de su hobbie. Ahora bien, aquellos que decidimos aprovechar el día y la noche a pie de pantano, podemos ayudarnos de tensores como los que se ilustran en el siguiente artículo. Sabiendo que la pesca nocturna, de momento es ilegal, lo que seguro muchos de vosotros pensáis es para que tengo la necesidad de emplear unos tensores con luz que llamen mucha la atención y pueda anunciar ¡Aqui estoy! frente a las autoridades. Lo que yo pienso es que, gracias al trabajo de todos, algún día conseguiremos poder disfrutar de la pesca nocturna legalmente. A día de hoy, los concursos o eventos donde haya autorización explicita de pescar por la noche, son nuestras oportunidades para poder usar los tensores luminosos.

Mi empeño por tener tensores con luz, es porque me encanta la pesca nocturna (dentro del marca legal). Normalmente, las picadas son traseras, por lo que veo imprescindible que el tensor luzca para que desde mi bed-chair pueda distinguir la picada, ya que si es trasera la alarma tiende a sonar una vez. De esta manera, si el tensor esta totalmente bajo, lo veré ya que tiene luz, y como en estos momentos no me puedo permitir los swinger con luz de fox, he decidido modificar unos imitación que tenia. No obstante los de Fox son los mejores :-)

En primer lugar os voy a explicar en cuatro frases el proceso. De mis tensores antiguos he cogido tres piezas, dos son las que nos permiten quitar con rapidez el tensor del trípode, una la que se coloca en el trípode debajo de la alarma, y otra la que permite al tensor subir y bajar, y la tercera, la pinza que sujeta el hilo. Por otro lado, las piezas que necesitamos aparte son: jacks compatibles con nuestra alarma, cable redondo con dos polos en el interior, bolas de goma de colores (en mi caso 2,5cm de diámetro), una varilla hueca de metal (en mi caso de 6mm de diámetro con un interior de 4mm), un pasador que puede ser una pequeña punta y lo más importante, el led siendo éste de alta luminosidad y de calidad. ¿Las herramientas? Algo sencillo. Soldador de estaño, taladro de batería (manejable), brocas del 7 del 5 del 3 y del 2, una cuchilla, una sierra para metales, y pegamento rápido como el locttite.

Primer paso

Modificar las piezas de nuestro antiguo tensor. En este caso, sólo se modifica una (es la de la imagen), y se trata de hacer un hueco rectangular en el extremo inferior en donde irá alojada la varilla principal, la cual uniremos taladrando las dos superficies con la broca del 2, introduciendo el pasador, formando una bisagra. De este modo, ya tenemos el cuerpo.

Segundo paso

Soldar el led a los dos cables positivo y negativo, recubriendo la soldadura con termo-retráctil del que usamos en la pesca. Todo ello para que los polos no se junten y nos interrumpan la corriente. Una vez están soldados, lo introducimos en el tubo hasta quedarlo rasante, pasando los cables al otro extremo del tubo.

Tercer paso

Coger los cables por el otro extremo y soldar el jack, fijándonos siempre en la polaridad. Una vez soldado, ajustamos el cable y lo pegamos al tubo, evitando que pueda introducirse agua. Si nos fijamos en la imagen, el cable negro hace tope para que el tensor no nos caiga con fuerza y golpee en algunos trípodes.

Cuarto paso

Adaptar la bola a la varilla, taladrando esta con la broca del 5 ya que la varilla tiene 6mm y así ajustara perfectamente con la bola que es de goma. La taladramos hasta casi atravesarla, para que una vez introducido led y varilla tenga cuerpo y se pegue bien. El otro taladro se lo hacemos en la parte superior de la bola, bien centrado con la broca del 3mm. De está manera, la pinza quedará a presión, eso si, también nos aseguramos con pegamento en su interior.

Y como vemos, ya tenemos uno de nuestros tensores. Ahora a por los demás para obtener los que necesitemos. Este es es resultado del proceso una vez colocados en el trípode. Por último, comentar que dependiendo de la alarma, la luz podrá ser fija, intermitente o ambas. Otro detalle importante, es que si alguno se decide y se fabrica estos tensores, puede cambiar el peso, si es que la bola le parece poco, e introducir en la barrita de aluminio bolitas de plomo, asta crear el peso deseado.


foro